Carlos Gutiérrez Gutiérrez

Saldo de dos personas lesionadas y daños materiales valuados en varios millones de pesos, arrojó el choque de un camión materialista y un tren carguero, que se registró el martes al mediodía en el municipio de San Francisco de los Romo.
Tras el fuerte impacto, se descarrilaron dos máquinas con números económicos 2069 y 3499; así como cuatro vagones que transportaban 60 automóviles nuevos de la empresa Nissan y que iban a ser trasladados al estado de San Luis Potosí.
El accidente se registró aproximadamente a las 12:13 horas, en la carretera estatal No. 44 y cruce con las vías del FF.CC., en el poblado de Amapolas del Río, en el municipio de San Francisco de los Romo, Aguascalientes.
Lo anterior provocó una gran movilización de policías estatales y policías preventivos de San Francisco de los Romo, así como Bomberos del Estado.
Resultaron heridos el maquinista Andrés, de 55 años y el garrotero Miguel, de 48 años, quienes fueron trasladados en la ambulancia ECO-337 del ISSEA a recibir atención médica al HGZ No. 1 del IMSS, donde quedaron hospitalizados para valoración, reportándose estables y fuera de peligro.
Quien provocó el accidente fue el chofer de un camión materialista marca International, color rojo, con placas de circulación del estado de Zacatecas, que se dio a la fuga.
De acuerdo al reporte de la Policía Estatal, el accidente ocurrió cuando el camión torton que iba cargado con arena, intentó ganarle el paso al tren sin conseguirlo, por lo que fue impactado por un tren de la empresa Ferromex, conformado por dos máquinas y 39 vagones, de los cuales 17 iban cargados y 22 estaban vacíos.
Debido a la fuerte colisión se descarrilaron las dos máquinas y cuatro vagones, donde eran transportados un total de 60 automóviles nuevos de la marca Nissan y que tenían como destino el estado de San Luis Potosí.
Los daños materiales fueron valuados en varios millones de pesos, ya que, además del ferrocarril descarrilado y la destrucción del camión cargado con arena, quedaron destrozados los 60 vehículos que iban en los vagones.
Durante más de seis horas, personal de Ferromex realizó tareas de recuperación de las máquinas y vagones descarrilados, a fin de liberar la vía.