Francisco Márquez
Agencia Reforma

La nueva generación de Smart ForTwo ha recibido un rediseño total, utilizando ahora una nueva plataforma, la cual comparte con Renault Twingo.
Gracias a la nueva plataforma, la prioridad se basó en ampliar el espacio interior, pero sin incrementar las dimensiones exteriores del citadino por excelencia. Mantiene su longitud de 2.69 metros y altura de 1.66 metros.
Tuvimos la oportunidad de realizar una prueba de manejo de la versión básica del Smart ForTwo Pasión, la cual causa simpatía en un primer vistazo.
Al estar ante el volante, uno de los pensamientos recurrentes es si contará con el desempeño necesario para la ciudad, así como una rápida respuesta.
Smart ForTwo cuenta con un motor tricilíndrico de 999 centímetros cúbicos, el cual desarrolla 71 caballos de potencia. En la versión de prueba, encontramos la transmisión manual de cinco velocidades.
La suspensión es uno de los puntos favorables del citadino, ya que a pesar de circular por zonas con asfalto maltratado, además de los enormes topes de algunas zonas en la ciudad, el vehículo no tuvo contacto en su parte baja.
A su vez, la posición de manejo nos permite tener una amplia visión del entorno, y eso sí, llama las miradas por su diminuto tamaño y diseño exterior.
Smart ForTwo es un citadino en toda la extensión de la palabra, con plazas para dos ocupantes y un espacio para almacenamiento, de 260 litros, en la parte trasera. El panel de instrumentos es básico, pero ofrece información interesante sobre el estilo de conducción y consumo de combustible.
A su vez, contamos con información gráfica en una pequeña pantalla TFT de 3.5 pulgadas, la cual brinda información sobre la aceleración, conducción previsoria y acoplamiento de marchas, lo cual es útil para mantener parámetros sobre el estilo de manejo, para mejorarlo y ser más eficientes.
El panel central mantiene el radio como principal elemento, el cual bien podría incorporar una pantalla desde la versión básica. Uno de los puntos que no nos agradó fue la falta de espacios para guardar objetos como el teléfono celular, ya que no existe un espacio adecuado para mantenerlo sujeto.
Importante mencionar el volante multifunción con ajuste, en tanto que los acabados interiores se perciben atractivos, aunque bien podrían tener un nivel mayor en materiales.
El diseño exterior llama la atención por sus ángulos marcados, así como sus faros cuadrados, además de la carrocería bicolor, una característica recurrente del modelo desde su primera generación.
Smart ForTwo es un vehículo que sin duda llama la atención por sus concentradas dimensiones, cuyo comportamiento es muy divertido al tratarse de lidiar con el tránsito de las ciudades, y con un consumo reducido.
De acuerdo con la firma, proporciona un consumo combinado de 4.1 litros por cada 100 kilómetros, además de contar con un depósito de combustible de 28 litros.
Smart ForTwo Pasión con transmisión manual tiene un precio inicial de 199 mil 900 pesos.