El cantante cubano Francisco Céspedes engalanó con su presencia y con su voz el Centro de Convenciones de la Isla San Marcos, lugar donde se llevó a cabo su espectacular presentación, como parte del tradicional Festival de Calaveras, abriendo el telón para una velada llena de sorpresas.
El magno escenario, fue compartido por otro grande de la música, como lo es el cantautor Pablo Milanés, interpretando sus más grandes éxitos.
En un breve encuentro con la prensa local, Francisco Céspedes, con una actitud fresca, relajada e incluso, haciendo bromas con los reporteros, habló de varios proyectos en puerta.
Uno de ellos con su compañero de escenario Pablo Milanés, en la realización de un disco que adelantó, se encuentra a la mitad de su conformación; el segundo con el mexicano Armando Manzanero y el posible reencuentro con “Armando un Pancho 2” y un tercero que es un material de Funk y Rock, estos últimos en espera de que se concreten.
Indicó también que dentro de su trabajo siempre tiene planes, aunque no aspira a nada, más que lo que suceda en el “aquí y en el ahora”, pues su filosofía de vida es precisamente esa.
Para el concierto que ofreció ante más de cinco mil personas, “Yo voy a ponerle siempre canciones nuevas a las conocidas, que desde cuando no vengo a Aguas, para ustedes y hasta para mí, la sorpresa es la energía que yo pueda lograr en el escenario y comunicarnos, hacer el círculo ese que se hace entre el público y yo, ahí suceden las cosas y es mi entrega, porque yo Pancho Céspedes Rodríguez, al mejor me lo encuentro en el escenario”, señaló.
Dos grandes de la interpretación ofrecieron para el público aguascalentense y sus visitantes de otros estados, un concierto que le puso el toque romántico a una noche esperada.
Alrededor de dos horas de buena música con Francisco Céspedes y Pablo Milanés, fueron disfrutadas en todo su esplendor por la audiencia.