El titular del IEA, Francisco Chávez Rangel cesó a un director de una escuela primaria de un municipio del interior por condicionar la entrega de uniformes escolares al pago de una aportación económica a la mesa directiva. Todavía falta que el 8% de los uniformes sean recogidos por los padres de familia.
Al señalar que tres directores han sido cesados este 2016 por diversas razones, el titular del Instituto de Educación advirtió que no se permitirá que se lucre con los uniformes ni con los libros de textos, tal y como ha estado sucediendo en otros estados del país.
Respecto al último caso, Francisco Chávez señaló que el maestro guardó todos los uniformes y le exigió a los padres de familia el pago de una aportación económica para su entrega, y al ser conocimiento del instituto se procedió a los protocolos administrativos, donde el funcionario de aquella escuela se quiso defender diciendo que era un acuerdo de la asociación de padres de familia.
Añadió que los padres de familia afectados tienen salvaguardados sus derechos, quienes podrán ejercer alguna acción del orden del fuero común civil o penal. Aunque el IEA a través de la Contraloría y el área Jurídica lleva el proceso administrativo que determinó darlo de baja del sistema educativo.
En el caso de Aguascalientes, dijo que el IEA llegará hasta las últimas consecuencias pues no se permitirá que se haga negocio con la educación pública.
Sin embargo, aclaró que la entrega de los uniformes es una disposición legal, ya no es un tema de voluntad, aunque en un principio sí fue una política social que partió de un compromiso de campaña del gobernador Carlos Lozano de la Torre, pero que ahora se convirtió en ley y nadie puede pasarla por alto.
Dijo que hay 14 quejas interpuestas por este aspecto, más otras cuatro denuncias de presunto condicionamiento, aunque sólo una resultó ser cierta, pero muchos padres de familia no están acercándose por rumores de que les cobrarán los uniformes, lo cual no es verdad.
Hasta ahora, mencionó que el 92% de los uniformes escolares se han entregado ya a los padres de familia, pero falta que el porcentaje restante recoja las prendas nuevas y se requiere la colaboración de los mismos progenitores.
Ante ello, el Instituto de Educación de Aguascalientes solicitó a los directores de los planteles a enviarles un recado a los padres de familia a través de los niños para que vayan por estas ropas escolares.
Francisco Chávez Rangel aclaró que los niños sí están portando su uniforme, a razón de que todavía tienen en buenas condiciones los del ciclo escolar anterior, por lo que al no tener urgencia de esta situación, los padres de familia no han decidido recoger los nuevos.
Finalmente, el director del IEA informó que para este 15 de septiembre de 2016 se espera que lleguen los libros de texto solicitados a la SEP para entregárselos a los un mil niños que por diversas razones no los han recibido.