Frida Karely Torres Gallegos ha dejado atrás los juegos infantiles para convertirse en quinceañera.
Para agradecer a Dios los dones recibidos, la joven se presentó en el altar de la Parroquia del Señor de El Encino en compañía de sus padres, Brenda Edith Gallegos Flores y Luis Manuel Torres López.
El siervo de la Iglesia que ofició su ceremonia religiosa, le dio la más cálida de las bienvenidas a la casa del Padre Divino, e invitándole a que cada día de su juventud que recién inicia pida al Señor las bondades de su amor, para que le conceda cumplir con sus responsabilidades en esta nueva etapa.
A las oraciones del sacerdote, también se unieron los padrinos de la quinceañera, Sara Flores Reveles y Salvador Gallegos Silva.
Al concluir la santa misa, familiares y amigos allegados, acompañaron a la cumpleañera a festejar sus quince primaveras, las cuales fueron celebradas en un salón especialmente reservado para pasar una velada inolvidable.