Durante 50 años de vida matrimonial, José Guadalupe Campos López y María Isabel Maldonado Marmolejo, han logrado cosechar un sin número de bienaventuranzas y han visto crecer a su descendencia.
Para conmemorar la fecha en que comenzaron a escribir su historia de amor, es que acudieron al templo del señor San José para celebrar y dar gracias a Dios por sus bodas de oro y renovar sus votos como lo hicieron hace medio siglo.
Sus hijos, Jorge, Ricardo, José Guadalupe, Elizabeth, Maria Elena, Verónica y Blanca Esthela (+), caminaron con sus padres al altar de la iglesia para arroparlos con su muestras de cariño y respeto, elevando sus oraciones al Padre Celestial y agradeciéndole el tener la dicha de ver a los autores de sus días, nuevamente unirse sacramentalmente.
Los esposos festejaron en el salón Valery, la renovación de sus votos rodeados de sus hijos, nietos y biznietos y demás allegados, cuyas felicitaciones el matrimonio recibió con mucho agrado.