“Parece que fue ayer”, tema romántico del maestro Armando Manzanero, que bien se aplica para la pareja de enamorados Mauricio Espino Miravete y su esposa Alejandra Villa de Espino, quienes refrendaron su amor ante el altar para agradecer a Dios Todopoderoso por sus 50 años de vida como matrimonio.
En efecto, cumplieron sus Bodas de Oro”, Mauricio y Alejandra, quienes presumieron su amor al lado de sus hijos Mauricio, Alejandra y Fabiola, así como sus nietos Iñigo, Maitane, Ander, Enrique y Jonathan, durante la misa que se llevó a cabo en la capilla de Nuestra Señora del Carmen, en el Club Pulgas Pandas, a donde se dieron cita también los mejores amigos de la feliz pareja, quienes acudieron a felicitarlos por este significativo acontecimiento.
En su mensaje, el presbítero Luis Felipe Gutiérrez Rosales externó que Dios les ha brindado la oportunidad de vivir 50 años de vida matrimonial, bajo su bendición, misma que alcanza a sus hijos y nietos por el amor que los une.
Una soprano, acompañada por el músico Gerardo Díaz Zapata, lucieron en los momentos musicales de la santa misa.