Durante este fin de semana, en el Club Campestre se realizó la primera posada de estas fechas, en donde estuvieron involucrados los jugadores de la disciplina de tenis, quienes se reunieron para disfrutar de un rato agradable, pero sobre todo, disfrutar del deporte que más les gusta.

Fueron un total de 12 jugadores los que se dieron cita en las canchas de este deportivo para disputar este torneo relámpago, que inició las festividades navideñas.

Para reconocer el esfuerzo de cada uno de los participantes, en lugar de premiar a los tres primeros sitios, se decidió que al término de todos los cotejos, se desarrollara una rifa de una pantalla de 43 pulgadas.

Entre emociones, sonrisas y un gran ambiente, esta justa terminó dejando como ganador a Edmundo Díaz de León, quien corrió con suerte y se adjudicó el premio antes mencionado.

Para cerrar con broche de oro se realizó la toma de la foto oficial, todo para que los propios jugadores tuvieran un buen recuerdo de esta convivencia.