“La velaron los apóstoles y se la llevaron los ángeles”, es el día dedicado a la Patrona de Aguascalientes y los festejos en honor a la Virgen de la Asunción iniciaron a muy temprana hora con las mañanitas a la niña bella y con la celebración de la misa con la peregrinación de la Corte de Honor de Santa María de Guadalupe.
En punto de las diez de la mañana, el presbiterio se congregó en el atrio de la casa de Dios, para entrar en procesión y dar inicio con la Solemne Misa Pontifical.
Sacerdotes pertenecientes a todas las parroquias y capellanías del estado, recorrieron el recinto hacia el altar y ante la presencia de Cristo y la Santísima Virgen Patrona de los Aguascalentenses, hicieron su reverencia.
El Arzobispo Emérito de Yucatán, Carlos Emilio Berlié Belauzarán y oriundo de estas tierras, encabezó la ceremonia eucarística, concelebrada por Monseñor Don José María de la Torre Martín, el Arzobispo Emérito de Durango, Héctor González Martínez y Alberto Rojas García, Obispo Auxiliar de Chicago, así como todo el cuerpo presbiteral.
En palabras del principal orador, reflexionó con los clérigos, religiosos y hermanos en Cristo, el significado de la lectura del Apocalipsis, que refleja a la madre de Dios como el bien que derrota al dragón de siete cabezas, que es el enemigo, el mal, y esta festividad de María Elevada al cielo en cuerpo y alma, es sin duda su triunfo y victoria, al coronarse como reina y soberana de lo creado.
Exhortó a los presentes a pedirle en su día a la Madre de Misericordia, que así como ella enalteció al Padre por los dones y los milagros que en ella realizó, que nos permita también ser agradecidos y que nuestra vida esté centrada en la persona de Jesucristo su hijo, ofreciéndole devoción con humildad, “la humildad se traduce en la confianza porque sabemos que Dios es el que nos dirige”.
Las decenas de sacerdotes que se congregaron en el recinto, participaron de la consagración, misma que fue dada en comunión a los feligreses, que abarrotaron la morada de María.
Mientras, la peregrinación de los Trabajadores de los juegos mecánicos y similares de Aguascalientes, hizo su recorrido para arribar en punto de la 1:00 de la tarde a escuchar la palabra de Dios.
Los pequeñitos de la Ciudad de los Niños, guiados por su director, Alejandro Hernández Avelar, también asistieron para dejar a su Madre Santísima su regalo de amor y participar de la sagrada eucaristía.
Por último, ya por la tarde participaron del festejo en honor a la Virgen de la Asunción, personal de los mercados Juárez y Terán, así como el Seminario Diocesano, Liga de Recíprocos Auxilios entre el Seminario y los Fieles, Ex seminaristas, Bienhechores del Seminario, Familias de los Seminaristas, Club Serra y Familia Colombina, para dar paso a la Romería de la Asunción.