Una noche muy mexicana fue la que vivieron los integrantes del Movimiento Encuentro de Novios, como parte de los festejos por la Independencia.
Con la celebración de la santa misa que tuvo como marco el templo del Espíritu Santo y que fue oficiada por el padre Artemio Calvillo y el Fraile Gregorio Elizalde Tolentino, los miembros de este movimiento dieron gracias a Dios por un año más de libertad y de que juntos, como amigos, pueden festejar esta memorable fecha.
Posteriormente, se llevó a cabo una cena en el salón anexo al templo, en el que con enorme emoción, los jóvenes convivieron y disfrutaron de un delicioso banquete especialmente preparado para la ocasión.
Los presentes, algunos de ellos vestidos con motivos mexicanos, cantaron y se divirtieron con singular alegría, además de deleitarse con la presencia del grupo musical, que con sus notas musicales, alegró y armonizó el lugar.
Dentro de la festividad, no dejaron pasar la ocasión de tomarse la foto del recuerdo, con la promesa de llevarse en la mente esos inolvidables momentos.