Arcelia Maya
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Pese a que el Gobierno federal le ha cumplido varias de sus demandas, la CNTE amagó con no regresar a clases el 22 de agosto si no se logra su exigencia principal de abrogar la reforma educativa.
Ayer, el líder de la sección 22 de la CNTE, Rubén Núñez, y el secretario de organización, Francisco Villalobos, salieron libres bajo fianza, la cual, por ciento, no pagaron y tienen 10 días para cubrir.
Con ellos son ya ocho los dirigentes magisteriales que han sido liberados luego de que se diera a conocer un acuerdo entre la Secretaría de Gobernación y la disidencia magisterial.
Aunado a esto, algunos profesores faltistas y comisionados a labores docentes cobraron la semana pasada su salario retenido, contrario a lo que se establece en la reforma educativa.
Aunque festejaron la liberación de sus compañeros, ayer en una conferencia de prensa dirigentes de la CNTE lanzaron una amenaza.
“Algunas instancias de los estados han resuelto específicamente que, si el problema no se resuelve en esta etapa, efectivamente, no empezarán el ciclo escolar”, dijo Adelfo Alejandro Gómez, líder de la sección 7, de Chiapas.
En dicha conferencia participaron, además,
En la conferencia participaron, además de dirigentes de Chiapas, Enrique Enríquez, líder de la sección 9, de la Ciudad de México; Ramón Reyes, de la 14, de Guerrero; Eligio Hernández, de la 22, de Oaxaca, y Juan Melchor, de la 18, de Michoacán.
De consumarse su amenaza, alrededor de 5 millones 700 mil educandos de esas cinco entidades, donde prevalece la CNTE, se quedarían sin clases.
Los dirigentes urgieron a los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial a tomarse en serio el conflicto magisterial y dar soluciones de fondo.
Además, pidieron que, para evitar la suspensión de clases, el Legislativo abrogue, derogue o suspenda la reforma educativa.
Al Poder Judicial le solicitaron, en tanto, la libertad de los denominados “presos políticos” que aún se encuentran recluidos y que, en el caso de Oaxaca, suman 75 personas.
La Secretaría de Gobernación y la CNTE retomarán el martes sus mesas de negociación, donde discutirán las exigencias de los profesores.
No obstante, la Coordinadora prevé manifestaciones desde el lunes en los estados donde tienen presencia.