José de Jesús López de Lara

Un narcomenudista que operaba en el municipio de Tepezalá y que también está involucrado en varios robos, fue capturado por agentes del Grupo Exterior de la Fiscalía General del Estado, durante un operativo de vigilancia en el municipio de Tepezalá.
Fue el pasado domingo cuando policías ministeriales realizaban labores de patrullaje por calles del poblado de Arroyo Hondo, cuando en las inmediaciones de una telesecundaria, detectaron a un hombre que se mostraba en actitud sospechosa.
Ante la posibilidad de que dicho individuo pretendiera cometer un robo en la telesecundaria, los agentes de la Comisaría General de Policía Ministerial del Estado procedieron a interceptarlo.
Dicho sujeto fue identificado como Ramón “N” “N”, alias “El Chihuahua”, de 30 años.
Al ser sometido a una revisión de rutina, le encontraron fajada a la cintura una pistola tipo revólver calibre 22, además de tres envoltorios conteniendo clorhidrato de metanfetamina (cristal) y dos pipas de vidrio para consumir droga.
De inmediato este sujeto fue arrestado y trasladado a la dirección general de Atención Especializada, donde se puso a disposición del agente del Ministerio Público.
Tras el interrogatorio al que fue sometido, Ramón “N” “N” confesó dedicarse a la venta y distribución de droga entre los viciosos del municipio de Tepezalá.
Asimismo, se descubrió que dicho sujeto contaba con una orden de aprehensión vigente por el delito de robo calificado.
Y es que se estableció que participó en el robo de 20 viguetas, 20 casetones, cuatro sillas, una estufa y una mesa, que fueron sustraídos de un domicilio del municipio de Tepezalá.
Dichos objetos fueron recuperados en días pasados por los agentes ministeriales.
El agente del Ministerio Público integró la Carpeta de Investigación correspondiente y solicitó la prisión preventiva a Ramón “N” “N”, alias “El Chihuahua” por lo que fue enviado al Cereso para Varones “Aguascalientes”, acusado de los delitos de Contra la Salud en la modalidad de posesión y venta de narcóticos y posesión ilegal de arma de fuego.
De igual forma, se cumplimentó la orden de aprehensión vigente que existía en su contra por el delito de robo calificado.
Las dosis de droga que le fueron decomisadas se enviaron al laboratorio de Química Forense, donde se corroboró que se trataba de clorhidrato de metanfetamina, mejor conocido como “cristal”.