Ya con una fotografía del sospechoso, varios grupos operativos de la Comisaría de Policía Ministerial del estado se dieron a la tarea de buscar a dicho individuo. Para ello, se montó vigilancia en algunos domicilios donde se presumía podía estar escondido.

Fue en la madrugada del viernes, cuando finalmente los policías de Homicidios lo ubicaron cuando salía de una casa ubicada en la calle Camilo Cienfuegos de la colonia Tierra y Libertad. El mismo individuo, llevó a los policías ministeriales a un terreno baldío ubicado en la calle Lucio Cabañas, donde arrojó el arma homicida.

Minutos después, acudieron a ese lugar elementos de la Dirección de Investigación Pericial, quienes aseguraron un cuchillo de cocina que presentaba manchas de sangre.

TODO POR UNA MUJER

El sospechoso fue trasladado al edificio de la Dirección de Atención Especializada, donde confesó que mató a Ángel Gabriel “N” “N” por problemas con una mujer.

Señaló que el problema comenzó hace siete meses, cuando arribó a esta ciudad el adolescente asesinado procedente del estado de Yucatán.

En ese entonces entró a trabajar en un autolavado ubicado en el mismo poblado de Norias de Paso Hondo, propiedad de uno de sus cuñados.

Debido a que no tenía dónde vivir, el propietario del autolavado le rentó un cuarto en la misma casa donde vivía Juan Roberto Martínez Romo y su pareja sentimental. Pero debido a una serie de problemas sentimentales, se separaron y él se fue a vivir a otro domicilio.

Sin embargo, tiempo después se enteró que Ángel Gabriel “N” “N” andaba cortejando a su ex-pareja, situación que le provocó mucho coraje y comenzó a tenerle rencor.

El pasado jueves por la tarde al caminar por la calle Lucio Cabañas se encontró con Ángel Gabriel “N” “N” y le reclamó el hecho de que tratara de “enamorar” a su ex pareja, aprovechándose de la situación.

Dijo que le pidió que dejara a la joven en paz, pero debido a que Ángel Gabriel “N” “N” se burló, sintió mucho coraje y lo agredió con un cuchillo que llevaba entre sus ropas, provocándole 8 heridas en diferentes partes del cuerpo.

Al ver que su víctima caía al suelo y comenzaba a desangrarse, se dio a la fuga corriendo y arrojó el cuchillo a un terreno baldío. Posteriormente, se dirigió a su casa donde tomó ropa y algunas pertenencias y escapó hacia la colonia Tierra y Libertad donde viven unos familiares a quienes les pidió ayuda.

Durante la madrugada trató de escapar hacia los Estados Unidos, pero al salir de la vivienda de sus familiares fue detenido por los policías ministeriales.

El agente del MP ya inició la integración de la averiguación previa penal correspondiente, donde quedó anexada la confesión del detenido, así como las declaraciones ministeriales de testigos y familiares.

De igual forma, el laboratorio de Química Forense emitió los resultados de diferentes pruebas periciales que se llevaron a cabo, donde se comprobó que la sangre encontrada en el cuchillo asegurado, pertenece al ahora occiso.

Se espera que en las próximas horas Juan Roberto Martínez sea consignado ante un Juzgado Penal y trasladado al CERESO para Varones “Aguascalientes”.