José de Jesús López de Lara

Durante un cateo llevado a cabo por agentes de la Fiscalía General del Estado en una vivienda ubicada en el Barrio de La Salud, se logró detener a tres personas dedicadas al narcomenudeo, a las que se les decomisó importante cantidad de droga.
Las tres personas detenidas que quedaron a disposición de la Dirección General de Atención Especializada son María Esthela, alias “La Mamá de los Manys”, de 41 años; así como sus hijos Manuel Alejandro, alias “El Chino”, de 22 años y Édgar Abraham, alias “El Ojón”, de 20 años.
Este cateo se llevó a cabo con la autorización del Juez de Control y Juicio Oral Penal adscrito al Primer Partido Judicial con sede en la ciudad de Aguascalientes.
Bajo un fuerte dispositivo de seguridad, agentes de la FGE y personal de la Dirección de Investigación Pericial, bajo la supervisión de un agente del Ministerio Público adscrito a la Dirección General de Atención Especializada, llegaron poco antes de las 06:30 de la mañana a un domicilio ubicado en la Privada Santa Elena No. 108 del Barrio La Salud.
De manera sorpresiva los policías ministeriales irrumpieron en dicho domicilio, donde fueron detenidos inicialmente los hermanos Manuel Alejandro y Édgar Abraham, quienes se encontraban en el pasillo principal de la casa.
Posteriormente, fue detenida la mamá de los jóvenes, identificada como María Esthela, quien se encontraba en una de las habitaciones.
Enseguida, los agentes ministeriales comenzaron a revisar detenidamente toda la finca, percatándose que en el pasillo principal había varios empaques de plástico que contenían marihuana.
Asimismo, en una de las habitaciones y en el interior de una taza del baño, se localizaron dos bolsas de plástico conteniendo metanfetamina, mientras que en la parte superior de una repisa, se localizó y aseguró una báscula gramera y 10 teléfonos celulares.
De igual forma, en otra de las recámaras, se ubicó un rifle de postas que estaba oculto detrás de un sillón, así como una bolsa conteniendo billetes de diferentes denominaciones y que aparentemente, ese dinero es producto de la venta de drogas.
Cabe destacar que este cateo fue el resultado de los trabajos de inteligencia llevados a cabo por agentes de la Fiscalía de Combate al Narcomenudeo.
Y es que en la casa que fue cateada, se registró el pasado 15 de septiembre del 2015 la ejecución de un vicioso de nombre Juan Abraham, alias “El Moco”, de 31 años.
A esta persona la mataron de un balazo en la cabeza y después sacaron su cadáver y lo depositaron en la banqueta, con la finalidad de desviar las investigaciones.
Posteriormente, policías ministeriales del Grupo Homicidios lograron la captura del autor del crimen, siendo un adolescente identificado como Carlos Eduardo, alias “El Negro”, de 17 años, quien resultó ser hermano de Manuel Alejandro y Édgar Abraham, así como hijo de María Esthela.
La droga decomisada a esta familia de narcodistribuidores fue enviada al laboratorio de Química Forense, donde al ser analizada se confirmó que se trataba de marihuana, cuyo peso fue de más de medio kilo; así como 33 gramos de metanfetamina y/o “crystal”.