En un operativo llevado a cabo el lunes por la tarde en el poblado de La Concepción, perteneciente al municipio de San Francisco de los Romo, fueron capturados dos sicarios que participaron en las balaceras registradas el pasado 7 de junio.
El arresto fue realizado por policías estatales, policías preventivos de Jesús María y policías preventivos de San Francisco de los Romo.
A raíz de denuncias ciudadanas anónimas, habitantes del poblado de La Concepción, en San Francisco de los Romo, reportaban la presencia de sujetos fuertemente armados.
Incluso, señalaban que los sicarios viajaban a bordo de un coche Ford Mustang, en color azul.
Debido a ello, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, a través del Mando Único, implementó un operativo de vigilancia especial.
Fue hasta el lunes aproximadamente a las 14:00 horas, cuando policías preventivos de San Francisco de los Romo detectaron circulando por la carretera federal 45 Norte, un automóvil Ford Mustang, color azul, con placas de circulación AFH-6576 de Aguascalientes, donde viajaban dos personas del sexo masculino en actitud sospechosa.
Los agentes de la DSPM de San Francisco de los Romo decidieron seguirlos a distancia, al tiempo que solicitaban refuerzos.
A este operativo se agregaron policías estatales y policías preventivos de Jesús María, quienes lograron interceptar el coche sospechoso cuando ingresaba al poblado de La Concepción.
Luego de tomar las medidas de seguridad necesarias y portando sus pistolas de cargo, los policías estatales y preventivos de San Francisco de los Romo sometieron al conductor del auto Ford Mustang y a su acompañante.
A estos sujetos les fueron aseguradas dos pistolas tipo escuadra, por lo que de inmediato fueron trasladados al edificio de la Fiscalía General del Estado.
De acuerdo a las primeras investigaciones que realizan agentes de la FGE, los detenidos aparentemente están relacionados con la balacera registrada el día 7 de junio del 2016, en el fraccionamiento Urbi Villas y en el poblado de Loretito, en el municipio de San Francisco de los Romo, cuando pretendieron “levantar” a un peligroso secuestrador que días antes había abandonado el Cereso para Varones “Aguascalientes”.