Con el cierre de tres colegios particulares en el último año, a causa de la doble tributación, la Asociación Internacional de Colegios Particulares en Aguascalientes se entrevistará mañana viernes con el secretario de Hacienda, José Antonio Meade para exigir que se elimine para el 2017 la aberración fiscal que actualmente se aplica a estas instituciones.

Guadalupe de la Cerda, presidenta de esta asociación, precisó que a nivel nacional ha cerrado un 15% de colegios de carácter privado, donde la autoridad fiscal y educativa deben reconocer que el Gobierno se ahorra 3 mil millones de pesos por ciclo escolar y aparte suman 99 mil millones de pesos lo que las instituciones privadas aportan en becas a los estudiantes.

Además, la educación privada genera 700 mil empleos a nivel nacional, desde el nivel preescolar hasta el superior.

En esta causa colaboran las Asociaciones Nacional e Internacional de Instituciones Educativas Privadas, quienes solicitarán al titular de la SHCP la eliminación del Impuesto de la Nómina, la generación de empleo no puede castigarse de esa manera. Además, a los colegios particulares se les ha aplicado un  impuesto a través de las becas obligatorias a sus estudiantes y se les cobra el Impuesto Sobre la Renta, por lo que la autoridad debe elegir una de las dos opciones, sentenció.

Lupita de la Cerda informó a El Heraldo que ya se entrevistaron con los secretarios de Economía y de Educación Pública y el subsecretario de Planeación y Evaluación de la SEP y en la Profeco para demandar su apoyo hacia la educación privada con reconocimiento oficial, ya que enfrentan severos problemas que deben ser resueltos con prontitud para el año 2017.

Entrevistada desde la Ciudad de México, la directora de la Asociación Internacional de Colegios Particulares en Aguascalientes señaló que todas las instancias se han comprometido a solucionar los problemas en coparticipación de las instituciones privadas del país.

Aseveró que todas las empresas de los sectores comercial, industrial y servicios están impactadas al igual que los colegios fiscales, ya que en la reforma fiscal existen contradicciones trascendentes en la Ley del Impuesto Sobre la Renta, en el sentido de que su artículo primero señala que el ISR se cobrará en función a ingresos, pero que nunca lo hará en función de gastos que implican los costos de la producción y el servicio.

Sin embargo, la reforma fiscal superó ese aspecto, ya que no se hace deducible el 57% de la nómina de todas las empresas, incluida la educación, lo que indica que la SHCP cobra impuestos por los costos de la producción o el servicio, lo cual es una aberración. Y están cobrando por costos y no por gastos.

Lo mismo sucede con el Impuesto de Nómina de cada estado, motivo por el cual se luchará para eliminarlo pues es una aberración total, no se puede cobrar un impuesto por generar empleo o por pagar a los empleados. Esa es una aberración total, insistió.

Precisó que la educación privada tiene doble o triple tributación, porque su impuesto siempre había sido el otorgamiento de becas a sus estudiantes, el cual se va sobre los ingresos totales y no por las utilidades. Además, cobran el ISR, motivo por el cual la SHCP debe decidir entre una y otra, porque ninguna empresa soporta la doble tributación.

Finalmente, reflexionó que la autoridad debe tomar en cuenta que los colegios son empresas que pagan ISR o bien es una institución de servicio social que otorga becas, pero al imponer ambas acciones dañan la estabilidad y la permanencia de estas instituciones, ya que a nivel nacional ha cerrado el 15% de planteles a causa de la doble tributación.