Dan ese paso sólo 0.3% de las mujeres

Pese a las situaciones adversas que pudieran estar pasando las mujeres durante el embarazo, menos del 0.3% decide dar el bebé en adopción, precisó la directora de VIFAC Aguascalientes, Miriam Altúzar Coello. Destacó que muchas veces prefieren dar a sus hijos una vida de calle llena de carencias antes que entregarlos a una familia, pues el miedo a ser juzgadas como malas madres es más grande.
“Es muy poco común en Aguascalientes, más o menos el 0.3% del total de mujeres que ingresan, dejan a su bebé en adopción, lo que quiere decir que a veces hay dos o tres bebés en todo el año”, explicó.
Señala que pese a que ellas saben que las condiciones en las que viven no son las propicias para que se desarrolle un bebé, deciden quedárselo, pues existe la idea de que dar un hijo en adopción es algo malo, y existe un sentimiento de culpa muy grande.
“Podrían darles un mejor futuro entregándolo a una familia que por años ha buscado un hijo mediante este proceso, pero sienten que no pueden vivir con la culpa”.
Informó que VIFAC tiene la facultad de recibir y cuidar a esos bebés en lo que termina el proceso legal de adopción.
Explicó que las mujeres que toman esta decisión deben pasar por un proceso psicológico, a fin de cuidar también su salud mental.
Ahondó que aunque en la entidad es muy poco común que una mujer tome esta decisión, en lugares como la Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara y algunas partes del norte del País, “la adopción es una cultura, cuando nosotros sabemos que alguien dio a su bebé en adopción, inmediatamente le ponemos una tache, la juzgamos, pero nadie sabe qué vive en su interior; además, qué dicha de ese bebé que en lugar de estar pidiendo limosna en la calle, esté estudiando, pero al final es una decisión libre de cada mujer”.
Para terminar, agregó que en los últimos años las parejas que desean tener un hijo a través de la adopción han incrementado de manera importante, sin embargo, tienen que cumplir una serie de requisitos legales totalmente necesarios para poder ser padres adoptivos. “Son muchos requisitos que la misma ley en el Código Civil pone que deben de seguirse, y en los últimos años tremendamente ha ido en aumento el número de parejas que desean ser padres adoptivos, desconozco cuál es la razón, pero desgraciadamente no les podemos dar grandes esperanzas”, concluyó.