En inmediaciones de la Isla San Marcos, un jornalero sufrió grave accidente y estuvo a punto de costarle la vida. Se provocó herida en antebrazo derecho y perdió mucha sangre. A bordo de una patrulla de la Policía Estatal fue trasladado a recibir atención médica, en la clínica 1 del IMSS.
El lesionado se llama Armando, de 62 años de edad. Ayer estaba laborando en el predio, manipulaba láminas galvanizadas y en determinado momento sufrió la herida de aproximadamente siete centímetros de largo y dos de profundidad. Comenzó la abundante hemorragia, amenazando con provocarle el shock hipovolémico.
En ese momento pasó por el lugar una patrulla de la Policía Estatal. El oficial se aprestaba a llamar una ambulancia, pero al ver la hemorragia concluyó que no había tiempo para esperar a los paramédicos, decidió trasladarlo a bordo de la patrulla, a la clínica 1 del IMSS. De inmediato los médicos le brindaron la atención necesaria y lograron estabilizarlo.