Casi matan a golpes a guardia de seguridad

Cuidaba la puerta de un baile

Propinaron salvaje golpiza a un empleado de seguridad privada y lo dejaron con serias lesiones. El ofendido estaba a cargo de la entrada en un salón de baile; al impedir el acceso a una persona en estado inconveniente, fue víctima de la salvaje agresión.
Fue auxiliado por otros compañeros de trabajo y aquello se convirtió en riña campal. A grado tal que fue necesario suspender el evento.
Los hechos se suscitaron al filo de la medianoche el pasado sábado, en la comunidad denominada Santa Rosa ubicada en el municipio El Llano.
A decir de algunos vecinos, testigos de la violenta pelea, esa noche se llevó a cabo un baile en el salón de fiestas del poblado. Las primeras horas transcurrieron sin incidente alguno. Todo en calma.
Sin embargo, en determinado momento un joven que al parecer estaba bajo el efecto del alcohol intentó ingresar a la fuerza y el empleado de seguridad se lo impidió. Inicialmente se hicieron de palabras y de pronto, empezaron a intercambiar golpes. Al rijoso se sumaron otros y el guardia recibió brutal golpiza.
Como ya se mencionó, el ofendido fue auxiliado por otros empleados. Durante algunos minutos privó la confusión y la violencia. Las personas pacíficas que disfrutaban del baile se alejaron del pleito, buscando refugio. Cuando parecía inminente que habría mayores consecuencias -hablando de lesiones- los presuntos agresores optaron por alejarse.
La persona responsable del evento anunció que debido a lo sucedido y a que no había condiciones para garantizar la seguridad de los asistentes, tomó la decisión de cancelarlo. En cuanto al guardia lesionado, fue trasladado a recibir atención médica.
Minutos después llegó la Policía Municipal de El Llano pero no lograron ubicar ni detener a los indiciados.
Este caso deja en claro que la violencia ya no es privativa de la capital.