Ciudadanos presenciaron cuando depravado sujeto “manoseó” a una señora; procedieron a auxiliarla y no sólo impidieron que continuara tocándola, sino que también estuvieron a nada de propinarle severa golpiza. A manera de escarmiento. Justo cuando lo sometían llegaron preventivos y rescataron al libidinoso.
Los hechos se suscitaron aproximadamente a las seis de la tarde, en el cruce de las calles González Saracho e Hidalgo, en la zona centro de la ciudad.
La señora había llegado a ese sitio. Estacionó su camioneta y bajó la carriola para acomodar a su bebé. De súbito apareció el depravado y empezó a tocarla. Ella reaccionó en el acto y le reclamó.
Varias personas que se percataron de la bajeza, de inmediato se acercaron para auxiliarla. Sometieron al acusado y cuando los ánimos amenazaban con desbordarse, es decir, que le propinaran ejemplar golpiza, llegaron uniformados de la Policía Preventiva e impidieron que el acusado fuese agredido.
Ya bajo arresto, dijo llamarse Fabián, de 27 años. Fue trasladado ante el juez calificador.