El gobernador Carlos Lozano de la Torre, y la presidenta del DIF Estatal, Blanca Rivera Río de Lozano, encabezaron la celebración del Cuarto Aniversario de la Casa del Adolescente; destacaron que este modelo de atención sigue transformando vidas y contribuye a la unión de las familias.
En el evento, que se efectuó en las instalaciones de este centro, el mandatario estatal reconoció los esfuerzos de todo el equipo del DIF, ya que este modelo es único a nivel nacional.
La señora Blanca subrayó que la Casa del Adolescente es el fruto de un esfuerzo colectivo, un ejemplo de que los anhelos se cumplen cuando las voluntades convergen en una sola, como ocurrió desde que se plasmó este proyecto para cristalizarlo como un espacio necesario y pertinente para saciar el vacío de atención que padecían los jóvenes.
Comentó que la adolescencia es una de las etapas cruciales de la vida, y es cuando los jóvenes requieren de un mayor acompañamiento para delinear el camino que habrán de seguir en el presente para edificar su futuro.
Subrayó que se ha impulsado una política pública orientada al bienestar de los jóvenes; este modelo de atención ha sido replicado por gobiernos estatales, mientras que fundaciones y asociaciones de la sociedad civil tanto nacionales como internacionales, han reconocido sus bondades en materia de prevención.
Refirió que los avances y logros que se han obtenido son tangibles en todas las áreas de atención que abarca este centro, en el cual se han invertido más de 64.9 millones de pesos.
Mencionó que hay que trabajar incansablemente para cristalizar los sueños, tal como ha sucedido con la Casa del Adolescente, lo que implica dar pasos firmes y decididos que permitan alcanzar el objetivo planteado, porque las grandes obras, dijo, no son producto de la casualidad, sino de la suma de voluntades.
Subrayó que en materia educativa, decenas de jóvenes han concluido con su preparación en el nivel bachillerato, tanto en la modalidad abierta como escolarizada, y hoy aspiran a ser profesionistas gracias a la vinculación que se tiene con las universidades públicas y privadas del estado.
Detalló que hay adolescentes que están recibiendo capacitación para el trabajo, poniendo de manifiesto las habilidades que tienen para emprender una actividad remuneradora, y otros más que están empleando su tiempo libre en acciones que redundarán en su propio desarrollo.
“Esta semilla que ha comenzado a germinar no la sembramos solos, por lo que agradezco a todas y cada una de las personas y dependencias que desde hace cuatro años han permanecido con nosotros y que nunca dudaron en otorgarme su respaldo en el propósito que nos planteamos desde el DIF de fomentar el gusto por la vida”, subrayó.