Caries es el principal “dolor de muelas”

La directora del Área de Atención Primaria a la Salud del ISSEA, Miriam Morales Álvarez, inauguró la Segunda Semana Nacional de Salud Bucal 2016, en el Jardín de Niños, “José Landeros Gutiérrez” del municipio de Calvillo.

Informó que se realizarán 374 mil acciones, entre las que destacan detección de placa bacteriana, instrucción de técnica de cepillado, uso de hilo dental y revisiones de prótesis y tejidos.

Se intensificarán las acciones preventivas, educativas y curativas para evitar las enfermedades bucales que más aquejan a toda la población sin distingo de edad, sexo o nivel socioeconómico, que son: la caries dental y las enfermedades de las encías.

Estas actividades, dijo, se realizarán en unidades de salud, en escuelas de todo el estado y en plazas comerciales; se pretende beneficiar a 76 personas aproximadamente de todas las edades, además, participarán 233 profesionales de la salud bucal.

El ISSEA ha implementado el uso de resinas fotopolimerizables como material de restauración, con ello se obtiene un acabado estético y funcional en beneficio del paciente. Aguascalientes es el primer estado en el país en implementar este sistema en sus unidades de salud.

Invitó a toda la población a acercarse a los centros de salud para obtener su consulta y tratamiento, a fin de evitar complicaciones mayores en un futuro que pongan en riesgo la pérdida de sus piezas dentales.

En su participación, la directora del Área de Jurisdicción Número Tres, Gabriela Muñoz Patiño, comentó qué elementos causan problema en la salud general y en la salud bucal de las personas, tales como malos hábitos alimenticios, deficiencias nutricionales y falta de higiene personal.

Las poblaciones más vulnerables en estos problemas son los niños, diabéticos, adultos mayores y mujeres durante el embarazo, por lo que hay que poner mayor atención en estos grupos y prevenir alguna enfermedad.

Exhortó a los niños a que cepillen sus dientes después de cada alimento para evitar que sus dientes y muelas se piquen, además de ir al dentista por lo menos dos veces por año para que sean revisados y con ello tener dientes sanos y fuertes.