La Policía Estatal capturó a presunto extorsionador mediante discreto operativo y capitalizando el reporte de ofendido. Con amenazas, el hampón ya había logrado obtener 10 mil pesos pero no se conformó. Había exigido 50 mil, a cambio de no causar daño a su familia. Al darse cuenta de que la exigencia no tendría fin, optó por llamar a los estatales. Así, el delincuente fue detenido y ya es investigado.
Los hechos se suscitaron en el fraccionamiento México. El afectado solicitó apoyo de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado debido a que desde el pasado martes, había recibido amenazas de un sujeto que le exigía el pago de 50 mil pesos, so pena de agredir a su familia.
Las  amenazas causaron efecto. Ese mismo día, por miedo, el ofendido le entregó la cantidad de 10 mil pesos. Restaban 40 mil. Se brindó la asesoría necesaria al afectado para que negociara con el presunto extorsionador. Acordaron hora y lugar para la entrega del dinero que faltaba. Entonces, los estatales planearon la operación policial para capturar al sujeto. Antes de la hora fijada ocuparon puntos clave, sin llamar la atención.
Alrededor de la una de la tarde llegó el indiciado, a bordo de un taxi. Se detuvo en el cruce de avenida Aguascalientes Sur y calle Chiapas del fraccionamiento México. El delincuente portaba entre sus pertenencias arma hechiza con la que amedrentó al afectado, y justo en el momento en que recibía un sobre con dinero, los policías estatales procedieron a la captura.
El presunto extorsionador dijo llamarse Ricardo de 29 años; le aseguraron el sobre que le entregó el afectado. Además, la pistola hechiza y un teléfono celular. Fue consignado ante el ministerio del fuero común, acusado de extorsión.