A altas horas de la noche la Policía Preventiva logró detener a dos presuntos ladrones. Se dedicaban saquear farmacias que no estaban en servicio.
La Secretaría de Seguridad Pública Municipal dio a conocer que uno de los acusados se llama Benito Calvillo Martínez, de 22 años de edad y con domicilio en la colonia Los Pericos. El presunto cómplice es Alejandro García Salazar, de 20 años y vecino del fraccionamiento Lomas del Chapulín.
Los oficiales realizaban su recorrido de vigilancia alrededor de las 03:50 horas, en el fraccionamiento Cumbres. En ese momento, vía frecuencia de radio recibieron el reporte de que en la avenida Rodolfo Landeros y la calle Lázaro Cárdenas del fraccionamiento Landeros, se encontraban dos personas tratando de abrir la cortina de una farmacia.
Acudieron al sitio y observaron a dos personas de sexo masculino saliendo de la farmacia con razón social “Maxi”. Corrieron sobre la calle Lázaro Cárdenas hacia el norte, dándole alcance a uno de ellos casi en el cruce con la calle Francisco J. Mújica.
Minutos más tarde los oficiales se desplazaban sobre la avenida Landeros casi esquina con la calle Alfa en la colonia Los Pericos; instante en que observaron levantada la cortina de otra farmacia de razón social “GI”.
Procedieron a revisar el local y de pronto salió un individuo, llevando entre manos la báscula de metal. Al cuestionarlo aceptó haber participado en el robo de la primera farmacia (la Maxi). Dijo que de ésta sustrajeron  báscula pediátrica, computadora HP, un teclado, un mouse y un eliminador de corriente.
Ambos cómplices, Benito Calvillo y Alejandro García, fueron puestos a disposición de las autoridades correspondientes.