La fuerte tormenta que cayó anoche provocó inundaciones -como siempre- en varios sectores de la ciudad. Incluso abarcó el conurbado municipio de Jesús María en donde se vieron obligados a terminar antes, las actividades de feria programadas.
Las tres subestaciones y la Estación principal del H. Cuerpo Municipal de Bomberos trabajaron hasta altas horas de la noche, atendiendo múltiples reportes de vehículos varados y viviendas inundadas.
Luego de una tarde sin amenaza de lluvia, alrededor de las diez y media de la noche empezó la fuerte precipitación pluvial. Y fue prácticamente al mismo tiempo, en toda la ciudad y Jesús María. De ahí que los reportes se multiplicaron.
Vecinos de la zona oriente, vía telefónica nos reportaron que los drenajes de sus viviendas no daban abasto. En consecuencia, el nivel del agua empezó a subir e ingresó a las habitaciones. Situación que se vivió en varios domicilios de Ojocaliente, Landeros Gallegos, Infonavit Fidel Velásquez, El Riego, entre otros.
Al filo de la medianoche, en el sur-oriente de la ciudad se suscitó dramática escena. El taxi número 3612 fue arrastrado por la crecida en Mariano Hidalgo y avenida Aguascalientes. Fue aprisionado contra los barrotes de una empresa. A bordo estaba el conductor y al parecer un pasajero.
La emergencia también fue atendida por los bomberos; acudieron al lugar para rescatar a las personas.
A la una de la mañana, aún seguía lloviendo y los reportes no cesaban. La Estación Central de Bomberos informó que las líneas telefónicas estaban prácticamente saturadas. Que el estado de emergencia continuaba y para ese momento era imposible rendir un parte de novedades pormenorizado. Lo que sí confirmaron es que había muchas afectaciones por inundación, al igual que infinidad de vehículos varados por doquier.
En el caso de Jesús María, la tormenta también empezó a caer aproximadamente a las diez de la noche. Fue tal cantidad de agua, que todas las actividades de la feria fueron suspendidas y se solicitó a los feriantes, vendedores y en sí a todas las personas, que desalojaran al zona de feria y se guarecieran en sitios seguros.
No tardó en reportarse el primero llamado de auxilio en la Base de Bomberos del municipio. Solicitaban ayuda en la comunidad denominada El Chaveño, en inmediaciones de La Posta, debido a que el agua ya había ingresado a algunas casas. Al cierre de esta edición se le definió como encharcamiento. Por supuesto, a reserva de lo que ocurriese en el resto de la noche.
Se espera que hoy la autoridad correspondiente dé a conocer el informe completo de todas las novedades y el resultado del operativo de emergencia.
Al cierre de esta edición continuaban trabajando a marchas forzadas. Bastó una fuerte tormenta para colapsar varios puntos de la ciudad.