Emocionante juego brindaron los equipos Athletic Roadstar y el Real Sociedad Canteras, que participan en el Torneo Español de la Liga Aguascalientes, en lo que fue la novena fecha del torneo de liga.

El favorito para agenciarse los tres puntos en disputa era el cuadro de Roadstar, ya que cuenta con una plantilla de jugadores muy experimentados; por su parte los jugadores del Real Sociedad Canteras es un cuadro plagado de jugadores jóvenes y la mayoría son familiares, por lo que se conocen desde la infancia y por ello el director técnico, Fernando Ledesma no tiene muchos problemas para que sus jugadores entiendan sus instrucciones.

El domingo pasado estos equipos jugaron la jornada 9 del torneo de liga y a pesar de que el juego era muy temprano, a las 8 de la mañana, lo cual en estos tiempos de feria es “mortal” pues la mayoría de jugadores, pues son muchachos en edad de acudir hasta altas horas de la madrugada a la feria, pero cuando son responsables de cumplir con sus obligaciones deportivas no hay problema para los entrenadores.

El juego fue muy emocionante, pues ambos equipos se brindaron a fondo para tratar de obtener el triunfo, pues era importante sumar los tres puntos que se disputaban para avanzar en la tabla general de clasificación. Al final de cuentas los del Real Sociedad lograron dominar las acciones y con ello anotar tres goles de muy buena manufactura, siendo J. Manuel Aguinaga y Carlos Guerrero, con dos goles, los autores de llevar a su equipo al triunfo.

Por el Athletic Roadstar quién anotó el gol de la honrilla fue Jorge Estrada. El juego fue dirigido por Mario González, quién al final del partido tuvo algunos problemas con el entrenador del Athletic Roadstar a quien no le pareció la marcación de algunas jugadas y se lanzó contra el árbitro insultándolo de manera muy grosera con palabras que harían sonrojar a un carretonero. Enseguida se trasladó a entrevistarse con el presidente de los árbitros Cesar García para volver a vomitar toda una sarta de groserías en contra del árbitro. Qué triste que haya personas que pierdan la cabeza y traten de arreglar los problemas a base de mentadas de madre, no importándoles que haya niños y señoras escuchándolos; además, no se percatan que ellos, los entrenadores, son quienes deben mostrar a sus jugadores cómo se deben conducir con los árbitros y jugadores contrarios, aunado a ello eso habla mal hasta de la empresa que patrocina a su equipo, pues se ve la calidad moral de sus trabajadores.