ARLINGTON, EU.- Otro nocaut, otro peleador que no aguantó el poder del “Canelo”.
Saúl Álvarez conquistó anoche el cetro Superwelter de la Organización Mundial de Boxeo al vencer por nocaut al inglés Liam Smith a los 2’28” del noveno asalto en un manicomio llamado AT&T Stadium.
Saúl le metió un gancho al hígado al británico, quien simplemente se dobló del dolor. Ya estaba muy castigado de asaltos anteriores, ya había visitado la lona en un par de ocasiones.
Así se acabó el combate, y de nuevo vinieron las preguntas para Saúl sobre cuándo enfrentará a Gennady Golovkin.
“Yo no le tengo miedo a nadie, yo nací para esto y, aunque no le guste a mucha gente, yo soy el mejor boxeador del momento”, apuntó Álvarez.
El mexicano de 26 años reveló que desde hace un mes Óscar de la Hoya ya le hizo un ofrecimiento a Golovkin para pelear, pero que no ha recibido respuesta.
Se habla que la bolsa garantizada podría ser superior a los 10 millones de dólares para el kazajo. Obvio, el mexicano se llevaría mucho dinero más, pues es el que vende los boletos.
Saúl tuvo anoche su fiesta por sus primeros 50 combates. Ganó el título mundial, lució en el ring y mejoró su marca a 48-1-1, 34 KO’s. Lo único en contra es que se llevó una pequeña lesión en la mano derecha, dijo que desde el segundo round, por eso no la utilizó tanto.
Smith, en cambio, sumó la primer derrota de su carrera. Ahora tiene 23-1-1, 13 KO’s.
“Me lastimé la mano, pero me siento bien”, le dijo al final del pleito Saúl a Julio César Chávez padre en ringside, pues el “César del Boxeo” lo felicitó por su combate.
“Muy bien, buena pelea”, le dijo el ídolo de Culiacán.