El delegado del Instituto Nacional Electoral (INE), Ignacio Ruelas Olvera, señaló que la población debe celebrar el hecho de que cualquier persona cuente con la posibilidad real de participar y ejercer sus derechos político-electorales a plenitud, sin que haya detrimento alguno respecto a la competencia con los partidos políticos.
Enfatizó que las candidaturas ciudadanas son una alternativa real para que la sociedad pueda sentirse representada en aspiraciones comunes, si los posibles candidatos ofrecen alternativas reales y concretas.
“A juicio del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, los legisladores de Aguascalientes hicieron una acción legislativa apabullante hacia el derecho a votar y ser votado. La resolución pone orden al proceso de votar y ser votado, pero hay que recordar que los derechos tienen obligaciones”.
Manifestó que será responsabilidad de quienes aspiran a buscar una candidatura ciudadana cumplir con las medidas establecidas en el marco legal, pero, fundamentalmente, deben asumir que para tener mejores gobernantes, se debe ser buenos ciudadanos.
Consideró que la incursión de los candidatos independientes no es un riesgo, puesto que su participación abona a la convivencia política, y la ratificación de la lucha democrática.
Ruelas Olvera señaló que bajo los criterios fijados en el marco legal, los aspirantes a candidatos ciudadanos tienen la misma posibilidad de atraer al electorado si fijan un proyecto que contenga un contenido de interés para la población.
Consideró que cualquier ciudadano que tenga el interés de ocupar un cargo de elección popular debe tener y ofrecer un proyecto definitivo y eficaz sobre los fines de acceder al cargo, por encima del querer ser para lograr ese objetivo, y si cuenta con este planteamiento, la población le favorecerá.