Lodazal en Canacintra Aguascalientes cimbra a la sede nacional de este organismo empresarial. José Enoch Castellanos Férez, tesorero de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, informó que tras las auditorías practicadas se detectaron desfalcos y malos manejos, en los cuales estarían involucradas al menos diez personas, incluidos tres ex presidentes; entre las anomalías descubiertas se incluyen la elección de un presidente en una asamblea fantasma, la venta ilegal de un predio propiedad del organismo, malversación de recursos del Fogacintra, la creación de una financiera privada que ofrecía capacitaciones y créditos bajo el membrete de la Canacintra, adeudo a proveedores e inclusive el no pago del impuesto predial; por lo anterior, se vieron orillados a modificar los estatutos internos de esta cámara a fin de tener una mayor vigilancia y evitar que se repita un “capítulo negro” como el ocurrido en la entidad.

Comentó que dichos ilícitos no quedarán impunes, pues tiene a un grupo de abogados que están configurando los delitos para entablar denuncias correspondientes; añadió que se tienen bien documentadas e identificadas todas estas situaciones que fueron “totalmente anómalas”, las cuales se dieron durante las dirigencias de Francisco Dávila Ponce, Heberto Vara Oropeza y Rafael Medina Lara.

Enoch Férez destacó que hasta que no se resuelvan estas anomalías, la Delegación Aguascalientes continuará intervenida por la sede nacional debido a que no existen condiciones, sobre todo económicas, para que vuelva operar con normalidad; asimismo, reconoció que la dirigencia nacional fue permisiva al no tener un control más estricto sobre las anomalías mencionadas.

Detalló que un ex presidente de la Canacintra en conjunto con otro socio, crearon una financiera de nombre Credicintra, ofreciendo capacitaciones y créditos a nombre de la Canacintra, lo cual era falso, pues dicha fondeadora no está vinculada a la Cámara; por su parte, otro ex presidente vendió un terreno propiedad de este organismo empresarial sin tener facultades para ello.

Finalmente, el tesorero de la Canacintra apuntó que ninguna de las personas que haya participado por acción u omisión en esta la malversación de fondos, las cuales actuaron con mala fe y con dolo, formará parte de la nueva administración de este organismo empresarial, ya que al frente del mismo deberán estar industriales intachables quienes asuman las funciones de la delegación.