Amor eterno fue lo que se juraron ante el altar del templo que honra a San Antonio de Padua, José Manuel Palomera Cárdenas y Zulema Janeth Dórame Arriaga, el día de su boda.
Acompañados por Manuel Palomera y Gloria Cárdenas, papás de José Manuel; Samuel Dórame y Dora Luz Arriaga Soto, padres de Zulema Janeth, así como sus padrinos de velación Elizabeth y Fernando Molina, la pareja aceptó compartir su vida mediante el sacramento del matrimonio que con libertad adoptaron.
Luego de una conmovedora homilía por parte del clérigo que con gran cariño ofició la santa misa, vino el ritual, donde ambos jóvenes con gran nerviosismo pero con gran sentimiento, pronunciaron sus votos, tomados de las manos y admirándose con una mirada profunda.
Sus manos fueron bendecidas, al igual que las argollas, las arras y el lazo, signos de unión indisoluble, y con todo estos ornamentos como testigos, el ministro de Dios los declaró marido y mujer, momento que despertó el regocijo de los presentes, obteniendo de ellos muchos aplausos.
La maravillosa boda de José Manuel y Zulema Janeth, fue celebrada con una cálida recepción en el salón Calpulli, lugar al que se dieron cita sus seres queridos para felicitar a la nueva familia católica.