CIUDAD DE MÉXICO.- A punto de cumplir 10 años de carrera en solitario, Amaia Montero estima que los cambios en su vida, como su salida de La Oreja de Van Gogh o la muerte de su padre, en 2009, le han ayudado a mantenerse en la escena musical.
“Estoy satisfecha. Fue volver a empezar, una etapa completamente distinta a La Oreja, pero su partida fue un punto de inflexión en mi carrera, porque sucedieron casi al mismo tiempo.
“Ahora que lo veo, años adelante, me doy cuenta de que me han pasado momentos y circunstancias que me han ayudado en la música”, detalló.
La cantante quedó impactada al saber que vendrá sola por primera vez a la Ciudad, el 21 de julio a El Plaza Condesa, para presentar su último álbum: Si Dios Quiere, Yo También.
“Por lo que sea, no pudo ser antes. En el primer disco (Amaia Montero) estaba pasando el luto, y, simultáneamente, la pandemia de influenza que vivieron (en México, en 2009).
“Y en el segundo (Amaia Montero 2, 2011), las cosas no se dieron. Sólo hubo una presentación en un pequeño lugar, sólo para fans. Nada como el concierto que viene”, explicó. (Manuel Tejeda/Agencia Reforma)