CIUDAD DE MÉXICO.- A los 20 años, la fama y la gloria le eran indiferentes a Alan, integrante de Magneto.
Pero ahora, que ya pasa de los 40, valora el esfuerzo económico que la gente hace para ir a ver el show del grupo, que ahora comparte gira con Mercurio.
“Reconozco que de los 20 a los 25 años estaba más tonto. Ahora valoro más, agradezco más todo”, detalló el cantante, en entrevista.
Erick Ibarra Miramontes, nombre real de Alan, lo platicó así ayer, junto a su compañero de agrupación Elías Cervantes.
A ellos se les unieron Poncho Barbosa, Rodrigo Sieres, Héctor Ugarte y Elías Chiprut, integrantes de Mercurio, para promover el concierto que darán este miércoles en el inmueble de Reforma.
“Siempre el Auditorio es un reto, es un lugar que a los dos grupos les dio mucho, aunque todos los escenarios se respetan.
“Estamos emocionados porque nos ha ido muy bien. La vez pasada (marzo) tuvimos sold out y creo que ya vamos para allá en esta ocasión”, comentó Héctor.
Entre las dos bandas hay una buena relación. Se ríen de los mismos chistes, comparten anécdotas y hasta conviven fuera de los ensayos y tocadas, siempre que sus agendas lo permitan.
El único desacuerdo que hay entre ellos es por las mujeres que los siguen. La brecha generacional hace que las jóvenes de 25 a 30 años se inclinen por Mercurio, y que conozcan a Magneto… ¡por sus mamás! (Manuel Tejeda/Agencia Reforma)

Compartir
Artículo anteriorSe defiende
Artículo siguienteInvencible