Heriberto Alcalá Guerrero

Dos presuntos ladrones domiciliarios fueron detenidos por oficiales de la Policía Preventiva. Ya estaban en el interior de una vivienda, pero justo en el momento en que pretendían iniciar el saqueo, fueron arrestados.
De los inculpados sólo se dio a conocer que ambos tienen 18 años de edad. Nada en absoluto sobre sus nombres. En cuanto al lugar en que habitan, sólo se informó que son vecinos de la colonia Insurgentes.
Viven en ese sector ubicado en zona sur de la ciudad pero los arrestaron en otra área, en el fraccionamiento Guadalupe Peralta. Fueron de un lado a otro y cuando detectaron la vivienda aparentemente sola, no lo pensaron dos veces.
Se las ingeniaron para entrar. Fue obvio que no tenían en mente cosas buenas, sino que allanaron la finca para consumar el robo. Lo que jamás imaginaron es que la misma dueña de la casa los descubriría. Dado que no conocía a los sujetos, infirió que se trataba de ladrones. De inmediato llamó a la Policía Municipal.
Hizo lo correcto, porque si enfrentaba a los malhechores, pondría en peligro su integridad física. Pronto llegó la patrulla. Los oficiales iniciaron la inspección con cautela y efectivamente, en el interior encontraron a los dos hampones.
Ninguno pudo justificar qué hacían en casa ajena.
Se procedió al arresto. Les revisaron prendas de vestir y se aclaró que no portaban armas ni droga. Luego los trasladaron ante el juez municipal quien a su vez ordenó la puesta a disposición ante el AMP.
Ahora la Policía Ministerial da seguimiento a las investigaciones. Sabido es que en esa zona oriente de la ciudad, el robo domiciliario es la constante. Por eso no se descarta que el par de ladronzuelos esté implicado en más atracos.