Caen asaltantes motorizados

Ya habían robado nómina pero la Preventiva los detuvo

Heriberto Alcalá Guerrero

La Policía Preventiva Municipal logró capturar a dos presuntos asaltantes que, a punta de pistola, ya se habían apoderado de la nómina de una empresa.
Ambos inculpados viajaban a bordo de una motocicleta pero, esta vez, el reporte fue oportuno. La persona afectada dio aviso a los oficiales preventivos y en el acto inició la persecución.
Ya presionados porque la policía empezaba a cercarlos, el conductor de la moto efectuó súbita maniobra. Intentó dar vuelta en una esquina y en ese instante perdió el control. Cayeron al piso y ya no pudieron continuar la fuga.
De acuerdo a primeros avances en la indagatoria, los detenidos eran parte de presunta banda de asaltantes originaria del Estado de México. Hasta el momento se habla de seis individuos; por ende, resta la captura de cuatro cómplices.
Ayer alrededor de la una de la tarde, el empleado de una empresa ubicada en Ciudad Industrial, concluyó operaciones en sucursal bancaria en el fraccionamiento El Dorado.
En el comunicado de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal se precisa que el señor retiró la cantidad de 50 mil pesos en efectivo. La nómina de la empresa. Jamás percibió que se había convertido en blanco de los asaltantes.
Abordó un auto e inició el trayecto hacia la empresa. Todo tranquilo hasta ese momento. Llegó a Ciudad Industrial y cuando estaba a punto de descender del vehículo, repentinamente se vio amagado por los dos hampones. Uno de ellos le apuntó con la pistola, directo a la cabeza. Le exigió el maletín con el dinero. Ante tal circunstancia el ofendido optó por no oponer resistencia.
Luego, en cuantos los sujetos se alejaron a toda velocidad, el empleado decidió seguirlos a prudente distancia. Cuadras adelante se encontró con la patrulla 0628 de la Policía Preventiva y en pocas palabras puso al tanto a los oficiales. Ese reporte sería crucial en la captura.
Los uniformados fueron en pos de los motociclistas y simultáneamente, vía frecuencia de radio transmitieron la novedad y solicitaron apoyo.
Cuando los inculpados se dieron cuenta de que eran perseguidos por la Preventiva Municipal, efectuaron desesperada maniobra para intentar burlarlos. En la calle Julio Díaz Torre el conductor dio vuelta pero al chocar contra la guarnición perdió control y equilibrio. La caída fue tan inevitable como aparatosa. Rodaron sobre el pavimento ambos acusados, el maletín del dinero y la pistola. La moto también quedó tirada.
Las condiciones habían cambiado. Los presuntos asaltantes resultaron aturdidos por la caída, ya no portaban armas y ahora eran ellos quienes estaban en la mira pero de los policías. Así, al verse en desventaja, uno de ellos se rindió. El otro insistió en fugarse pero fue detenido metros adelante.
Esta fase del operativo policial había concluido. La Policía Municipal había detenido a los dos ladrones, recuperó el botín, aseguraron arma de fuego y la moto.
Según el comunicado, uno de los sujetos responde al nombre de James Ruiz Esparza, de 31 años de edad y con domicilio en el Estado de México. El otro se llama Armando López Oropeza, de 22 años y vecino de la colonia Emiliano Zapata.
Fueron puestos a disposición del MP y el Grupo Anti-asaltos de la Policía Ministerial del Estado se hizo cargo de la indagatoria. De acuerdo a los primeros avances, James y Armando formaban parte de una banda integrada por seis hampones. Cinco del Estado de México y el restante (Armando), originario  de esta capital.
Presuntamente habían cometido ya, al menos cuatro violentos robos. A reserva de lo que se acumule conforme prosperen las investigaciones.
También se dio a conocer que los acusados rentaban una vivienda en el fraccionamiento Morelos I. Y en cuanto al modus operandi, se turnaban. Venían ex profeso del Estado de México. Llegan unos y junto con Armando, consumaban el robo. De inmediato regresan a la menciona entidad y días después llegaban otros para asestar el siguiente golpe. Se presume que era parte del plan para evitar que los identificaran.
Anoche, alrededor de las 20:00 horas, agentes ministeriales catearon el domicilio ubicado en el fraccionamiento Morelos. No había personas. Recabaron todo indicio posible para robustecer la investigación.
De momento, ya cayeron los primeros dos. Van por el resto de la banda.