Elementos de la Policía Estatal capturaron -otra vez- a contumaz ratero en Jesús María. Ya tiene registro de 55 arrestos. En esta ocasión fue detenido por robar una compresora. Poco o nada le importó que fuera visto por los empleados del negocio; cínicamente se llevó el aparato, pero cuando vio a los estatales se le acabó el descaro. Intentó escapar pero fue en vano.
Los oficiales efectuaban el recorrido de vigilancia en calle Aldama y San Lorenzo, en la zona centro del vecino municipio. A la altura de la mueblería “Tomy”, empleados de este local reportaron el robo que recién había cometido un sujeto al que conocen como “el catilla”. Se había apoderado de una compresora de aire.
Empezaron a buscarlo y lograron localizarlo cuando jalaba el compresor con la intención de ocultarlo en una vivienda de la Privada Aldama. Al verse sorprendido dejó el botín e intentó refugiarse en una casa. No logró tal fin.
El acusado, llamado Luis Antonio, de 23 años, fue puesto a disposición de la autoridad y resultó en base de datos con 55 ingresos por faltas administrativas y un antecedente por el delito de lesiones. Cabe aclarar que sólo fue consignado ante el juez calificador de Jesús María debido a que el afectado del robo se negó a presentar denuncia penal.
En caso aparte, la misma dependencia dio a conocer que durante recorrido de vigilancia disuasiva en la calle Juan Cosala del fraccionamiento La Ribera, realizaron la detención de quien dijo llamarse Ana Judith de 23 años. Fue arrestada porque portaba arma de fuego tipo pluma y un cartucho calibre .22. La remitieron al Ministerio Público del Fuero Federal.