La Condusef en Aguascalientes informó que del 84% de adultos mexicanos que dejó de tener un seguro, el 28% lo hizo porque lo consideró muy caro, motivo por el cual se crearon los Seguros Básicos Estandarizados para que la población tenga mayor acceso a productos más económicos, fáciles de comparar y con contratos más sencillos que se adaptan a todo tipo de bolsillo.

Para ello, el subdelegado Ignacio Villanueva Chávez señaló que la Condusef cuenta con el Registro de Tarifas de Seguros Básicos (Resba), que es una herramienta que se puede consultar vía electrónica y comparar la oferta de los seguros básicos de diversas aseguradoras.

Luego mencionó que en este país casi 19 millones de adultos cuentan con un seguro, el 27% tiene de gastos médicos y 14.4% uno personal contra accidentes.

Si alguna persona no es derechohabiente de alguna institución de salud pública, ya sea IMSS, ISSSTE o Seguro Popular, dijo que se recomienda que se contrate un seguro que cubra los gastos en caso de sufrir un accidente o enfermedad, ya que cualquiera corre el riesgo de sufrir un siniestro que ponga en riesgo su salud.

Actualmente, en el mercado existen tres tipos de seguros, que brindan tranquilidad y bienestar al prevenir económicamente algún riesgo que atente contra la salud. Es importante saber distinguirlos. Siempre resulta más barato estar asegurado, que enfrentar una contingencia sin protección alguna.

En este momento existen 24 instituciones que ofrecen un seguro de Gastos Médicos, el cual funciona únicamente si se sufre algún accidente o enfermedad, la aseguradora cubre los gastos hospitalarios y médicos, a cambio de una prima (costo del seguro). Los servicios que ofrece que deben estar estipulados dentro de la póliza son: atención médica, intervenciones quirúrgicas, gastos hospitalarios, alimentos y medicamentos para el paciente, análisis clínicos y rayos X.

El funcionario se refirió al seguro de salud, donde muchas personas creen que es igual al de gastos médicos, pero su diferencia reside en que este seguro se enfoca en conservar y mantener la salud, y lo realiza mediante programas de prevención, consultas y tratamiento de enfermedades.

En general este seguro cubre consultas médicas (ya sea generales o con especialistas), exámenes clínicos, rayos X, revisiones preventivas y en algunos casos, el medicamento para el tratamiento.

Con respecto al seguro de accidentes personales, dijo que en caso de sufrir un accidente, esta póliza cubre las lesiones que requieran atención médica, así como la muerte ocasionada por el mismo (dentro de los 90 días posteriores al accidente). Entre sus principales coberturas se encuentran: muerte accidental, pérdidas orgánicas y gastos médicos.

Sin embargo, Ignacio Chávez Villanueva señaló que antes de contratar un seguro deben leerse detenidamente las condiciones generales, carátula, endosos y recibo de la póliza para conocer los términos del contrato. Hay que verificar que el recibo de pago e importe coincida con el monto acordado.

También se debe revisar que las fechas de inicio y terminación de vigencia sean correctas. Se debe informar a la familia sobre las características y el lugar en donde se guarda la póliza, en caso de que el siniestro ocurra. Hay que pagar con puntualidad la prima para evitar la cancelación del seguro. Es importante conocer las características de cada tipo de seguro, si se tienen dudas es importante consultar a un agente de seguros.