CIUDAD DE MÉXICO 24-Jun .- El sprint final por un sitio en la convocatoria a los Juegos Olímpicos comienza hoy.

La Selección Mexicana Sub 23 se enfrenta al América en las instalaciones del CAR. Después de los funestos episodios en la gira por Portugal y en el torneo Esperanzas de Toulon, 24 futbolistas aspiran a una de las 14 plazas restantes.

Eso sí se considera que la FMF pretende amarrar a tres refuerzos mayores, además de que Hirving Lozano tiene su lugar seguro.

Es por eso que en el primero de los tres partidos los jugadores ya piensan en dejar la vida. El partido de preparación contra las Águilas no tiene para ellos nada de gentil, no cuando prácticamente sólo uno de cada dos futbolistas irá a Brasil.

“Para un seleccionado nacional no debe de haber partidos amistosos, hay que jugarlos como si fueran los más importantes. Eso sirve mucho porque toda la gente lo está viendo, el cuerpo técnico, hay que demostrar que queremos un lugar en Río”, mencionó el volante Carlos Cisneros.

Aceptó que es complicado poder dormir ahora que se avecina el 15 de julio, día en que Raúl Gutiérrez revelará la convocatoria de seleccionados.

Rosario Cota consideró positiva la competencia que hay en el Tri ante las escasas plazas disponibles.

“Hay un nervio que llega al saber que sólo hay 15 lugares, pero sólo queda trabajar bien”, comentó.