Luego de que el Colegio de Ingenieros Civiles de Aguascalientes, presidido por Miguel Ángel Huízar Botello, detectara casos donde peritos de obra infringen alguno de los ordenamientos, se decidió implementar un código de ética, con el que se busca regular el comportamiento de estos profesionistas responsables de obras de infraestructura.
Huízar Botello aseguró que con este documento se busca erradicar malas prácticas entre los responsables de supervisar el cumplimiento de la normatividad en materia de estructuras, mecánica de suelos, diseño, urbanismo, entre otros ámbitos de la ingeniería.
El presidente del Colegio de Ingenieros Civiles, indicó que este código garantizará la seguridad de las construcciones en la entidad y el buen desempeño de quienes colaboran en ellas, esto luego de reconocer que se han dado casos de peritos que infringen alguno de los ordenamientos; “en el documento se establecen los lineamientos del buen actuar de todos los ingenieros asociados al Colegio, lo que permitirá instar a los socios que estén actuando con alguna deficiencia o irresponsabilidad a que adopten este código como una manera de conducirse éticamente”, explicó el Ingeniero.
Señaló que el colegio alberga a 140 peritos quienes no sólo son responsables de firmar la documentación necesaria para la ejecución de una obra, sino de visitar esa obra y constatar que el proceso se lleve a cabo con las mejores técnicas, conforme lo que está plasmado en los planos, determinó Huizar Botello.
Para concluir, indicó que el Colegio de Ingenieros Civiles se ha dado a la tarea de difundir y hacer cumplir dicho Código a sus agremiados, a fin de garantizar los trabajos que estos profesionales hacen.