Con el propósito de regular el ingreso de los servidores públicos y de que haya una distribución equitativa, el diputado Guillermo Alaniz de Léon, presentó iniciativa en tal sentido. Asimismo, se busca plantear un mecanismo eficaz de disminución del gasto corriente de la administración pública estatal.
El diputado refirió que Aguascalientes es el segundo estado en el país con mayor desigualdad en los ingresos de las personas, dentro de los integrantes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).
Por tanto, Alaniz de León presentó propuesta de adición de los artículos 85-B y 85-C de la Constitución Política local y la creación de la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos del Estado.
Con ello se busca eliminar posibles privilegios que de ninguna manera se justifican en un entorno de contracción económica generalizada, pues hay trabajadores que hacen lo mismo, con sueldo diferente.
Considera que el Artículo 85-B debe establecer que los servidores públicos del Estado, de los municipios, de sus entidades y dependencias, así como de sus administraciones paraestatales y paramunicipales, fideicomisos públicos, instituciones y organismos autónomos y cualquier otro ente público, recibirán una remuneración adecuada e irrenunciable por el desempeño de su función, empleo, cargo o comisión, que deberá ser proporcional a sus responsabilidades.
Dicha remuneración será determinada anual y equitativamente en los presupuestos de egresos correspondientes, bajo las siguientes bases:
“I. Se considera remuneración o retribución toda percepción en efectivo o en especie, incluyendo dietas, aguinaldos, gratificaciones, premios, recompensas, bonos, estímulos, comisiones, compensaciones y cualquier otra, con excepción de los apoyos y los gastos sujetos a comprobación que sean propios del desarrollo del trabajo y los gastos de viaje en actividades oficiales.
II. Las retribuciones no deberán exceder la mitad de la remuneración establecida para el gobernador del estado en el presupuesto correspondiente.
III. No se concederán ni cubrirán jubilaciones, pensiones, ni liquidaciones por servicios prestados, como tampoco préstamos o créditos, sin que éstos se encuentren asignados por la ley, decreto legislativo, contrato colectivo o condiciones generales de trabajo.
IV. Quedan excluidos los servicios de seguridad que requieran los servidores públicos por razón del cargo desempeñado.
V. Las remuneraciones y sus tabuladores serán públicos, y deberán especificar y diferenciar la totalidad de sus elementos fijos y variables tanto en efectivo como en especie”.
En cuanto al Artículo 85-C, no podrá hacerse pago alguno que no esté comprendido en el Presupuesto o determinado por la ley posterior.
Además, se expedirá la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos del Estado de Aguascalientes.