Buscan organizaciones civiles concientizar sobre el respeto a los ciclistas, a fin de poner alto a los accidentes viales en los que han resultado lesionados e incluso fallecidos; la asociación “Aguas con la Bici”, lanza una campaña para dar a conocer la importancia que tiene seguir las reglas del uso de la vía pública.
Ante la preocupación de que en lo que va del año se ha registrado el deceso de 12 ciclistas, y 35 personas más con lesiones, derivado de la desigualdad que enfrentan contra quienes van en vehículos automotores; y ya que la mayoría de estos sucesos han ocurrido en la capital, unos más en los municipios de Rincón de Romos, Jesús María y San Francisco de los Romo, exhortan a los diferentes órdenes de gobierno a sumarse a la iniciativa, el objetivo es impulsar las acciones necesarias para abatir los accidentes, muchas veces fatales de los ciclistas, pero también de peatones y automovilistas.
Para ello se propone dar a conocer la importancia que tiene seguir las reglas del uso de la vía pública, particularmente de los riesgos a los que nos exponemos, nosotros y a los demás, al desconocer o no hacer caso a las reglas de convivencia; es necesario el apoyo de los automovilistas, ciclistas y peatones.
Los activistas de dicha organización buscarán donaciones de chalecos y reflejantes, para promover la seguridad de los ciclistas; la propuesta consiste en hacer visibles a quienes circulan de noche o muy de madrugada en bicicleta sin reflejantes o luces, y a los automovilistas hacer conciencia de que el carril derecho es fundamentalmente para el uso de ciclistas.
Quieren transmitir la idea de que el carril derecho no es de alta velocidad, ya que se está usando para rebasar al resto de los automóviles, lo cual pone en riesgo al ciclista. A los peatones, hacen el llamado a que antes de bajar de la banqueta, volteen hacia ambos lados, para proteger su integridad física. Y los ciclistas deben revisar su sistema de frenos, antes de salir a la calle, para asegurar su integridad física y evitar que sean atropellados o impactar otro vehículo.
La campaña también incluye difundir mensajes de conductores que hayan tenido percances con ciclistas, para que a través de su experiencia otras personas al volante tomen mayores precauciones; se repartirán en los cruceros reglas ciclistas y propaganda que refuerce la campaña de seguridad, con mensajes como: “soy un conductor responsable, yo cuido al ciclista”.