Francisco Márquez
Agencia Reforma

Ford Ranger, la nueva pick up que se produce en Argentina, no alcanzó la máxima calificación en pruebas de impacto del Programa de Evaluación de Vehículos Nuevos para América Latina y el Caribe, Latin NCAP.
La pick up consiguió tres estrellas en protección para el ocupante adulto. En tanto que en la protección para niño, Ranger logró cuatro estrellas.
Ranger fue sometida a impactos frontales y laterales ofreciendo buena protección. El modelo sometido a prueba posee anclajes Isofix, cinturones de seguridad de tres puntos y bolsas de aire con desactivación cuando un asiento es orientado hacia atrás.
Sin embargo, Ranger no cuenta con Control Electrónico de Estabilidad, ESC, un nuevo estándar de Latin NCAP; a la vez que el impacto de poste no fue realizado. Es por ello que la pick up no consiguió más estrellas.
De acuerdo con los resultados, en el impacto frontal las bolsas de aire delanteras brindaron buena protección en cabeza del conductor y acompañante, además de que el pecho en ambos casos estuvo protegido.
En el impacto lateral, Ranger fue capaz de mantener los valores biomecánicos del conductor por debajo de los límites, con buena seguridad para el cuerpo.
Por su parte, Chevrolet Sail, un sedán del segmento B que se desarrolló en China y se ensambla en Colombia, obtuvo cero estrellas en las pruebas de choque en protección de adulto y dos estrellas en protección para niño.
Latin NCAP lleva a cabo los impactos bajo nuevos estándares implementados a finales de 2015, donde se consideran tecnologías como el Control Electrónico de Estabilidad, ESC, para lograr la máxima calificación: cinco estrellas.
La estructura de Sail fue considerada como inestable y no fue capaz de soportar más carga. La protección en cabeza y pecho fue pobre, debido a una alta compresión y contacto con el volante.
De acuerdo con María Fernanda Rodríguez, es sorprendente que aún se detecten vehículos con cero estrellas por parte de Chevrolet en el mercado latinoamericano, mientras que otros fabricantes han realizado mejoras.
Por su parte, Alejandro Furas, secretario general de Latin NCAP, reiteró la preocupación por los bajos niveles de seguridad de los vehículos de Chevrolet.
Durante la presentación de resultados, se dio a conocer que, en promedio, Chevrolet ofrece 1.6 estrellas en seguridad en protección a los adultos en los modelos a los que se ha realizado pruebas por parte de Latin NCAP, y 1.8 en protección a niños.
David Ward, secretario general de Global NCAP reiteró el llamado a General Motors, y destacó las declaraciones de Mary Barra, CEO de General Motors en Davos, donde se negó a comprometerse a ofrecer bolsas de aire como equipamiento estándar para consumidores latinoamericanos.