Karem Nerio 
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- “Nuestro trabajo lo hacemos entre esos dos puntos: en el que está deshumanizado totalmente y el que sensiblemente está íntegro”, dice Rocío López, cofundadora de Movimiento Cultura de Altura, Cultura Perrona, A.C.
La asociación se consolidó en el 2010, pero antes la iniciativa surgió a raíz de que Rocío y los otros dos cofundadores detectaron niños que maltrataban perros en su colonia y decidieron darles un taller que los llevara a respetarlos.
En la Colonia Arboledas, en San Nicolás, tienen un centro de rehabilitación donde cuidan perros y gatos, los cuales llevan a las tiendas Petco en San Pedro para su adopción.
López estima que en el 50 por ciento de los casos pueden identificar, como rescatistas, el método de abandono, por ejemplo abrirles la puerta de la casa para que se salgan o bajarlos en las carreteras.
Pese a eso, Paulina Quintana, cofundadora de la asociación, dice que han visto un aumento en las adopciones desde que en diciembre del 2014 colaboran con la tienda y también han realizado esfuerzos con municipios para realizar campañas de concientización y vacunación.
Para llevar a cabo las adopciones, la asociación entrevista a los interesados para lograr que el animal se vaya en las manos correctas y después no vuelva a las calles o sufra maltrato.
– Mayor información sobre sus adopciones en su página Cultura Perrona en Facebook; el teléfono es 1929-8707.