CIUDAD DE MÉXICO  21-Jun .- En los botines de los seleccionados Sub 23 se deposita ahora la posibilidad de salvar el verano y el año para los representativos mexicanos.

Tras la manera de caer en la Copa América Centenario del Tri Mayor, los integrantes del combinado olímpico saben que les toca el turno, sin presionarse por ello.

“Lo veo como motivación, como reflectores en los cuales podemos demostrar de qué estamos hechos. Cada uno sabe su capacidad y puede demostrar en un torneo tan importante como Juegos Olímpicos la calidad y ese buen jugador que cada uno es”, apuntó el portero Raúl Gudiño.

“No es limpiar el nombre de México, vamos a enfocarnos en lo que es de nosotros, eso es Copa América, nosotros somos Juegos Olímpicos y es lo que nos toca defender y es en lo que estamos enfocados”.

El lateral Rodolfo Pizarro expresó que ahora tendrán todas las miradas encima de la afición con la expectativa de ver si este combinado puede llegar al éxito en Río 2016.

“Eso nos motiva más, el que todos nos estén volteando a ver nos motiva muchísimo, el que estén al pendiente de nosotros nos ayuda más”, expuso Pizarro.

Los seleccionados están conscientes del tema de los refuerzos mayores de 23 años que podría tener el equipo olímpico y eso provocará que no todos los que han hecho el camino puedan culminarlo.

El central Jordan Silva comentó que si bien no se habla mucho de la posible incorporación de uno de esos elementos mayores para la defensa, se preparan para evitar sorpresas.

“Siento que debo esforzarme más como defensa, yo y mis compañeros. Es una tranquilidad que no suene tanto eso, pero no estamos confiados, no estamos echados a la hamaca, creo que no debemos de darle una opción al profe (técnico, Raúl Gutiérrez) para que traiga a un defensa, por eso estamos trabajando al máximo en ese aspecto”, sostuvo Silva.