Norma Angélica Herrera
Agencia Reforma

ACATZINGO, Puebla 5-Jul .- Elementos de la Policía del Estado y de la Policía Ministerial ingresaron ayer al medio día a las calles de San Sebastián Villanueva en patrullas y con armas largas.
Los pobladores, al verlos, prefirieron resguardarse en sus viviendas y alertaron a sus hijos para que se escondieran.
“Mejor métete, aquí se puede poner feo”, dijo una mujer de la tercera edad a su nieta cuando vio pasar el convoy en la población.
Los uniformados recorrieron las calles principales de la comunidad y posteriormente se internaron entre los cerros.
En alerta y cuidándose las espaldas con la intención de repeler cualquier agresión, los policías peinaron la zona que ha sido escenario de enfrentamientos por el robo de hidrocarburo.
Al verlos pasar, la gente se replegaba hacia las aceras y caminaba con cautela, mientras que otras personas se juntaban en grupos y caminaban sin temor.
Una mujer, quien prefirió omitir su nombre, aseguró que hay mucha gente extraña en la zona y que temen por su integridad.
Indicó que temen que se desencadene un conflicto que afecte a los pobladores.
“Aquí sólo los vemos pasar, pero sí nos da miedo porque las cosas están muy pesadas, tememos que nos hagan algo”, dijo una mujer.
Cabe recordar que el fin de semana cinco personas fueron asesinadas aparentemente por una venganza vinculada al robo de hidrocarburo.