Juan Carlos García/Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- En cada lugar que visita por trabajo, tal como lo hará en México, Björk siente la urgencia de encontrar puntos de coincidencia y empatía, más que diferencias.
La cantante y productora se encuentra emocionada por los conciertos que dará este 29 de marzo en el Auditorio Nacional y el 1 de abril, en el Festival Ceremonia, en el Foro Pegaso, además del montaje de su exhibición Björk Digital, en el Foto Museo Cuatro Caminos, a partir del 21 de marzo.
“Vivo de lo que me gusta, y me gusta encontrarme con gente que se identifica conmigo, con lo que hago, con lo que expreso. Disfruto el proceso de crear y de apreciar cómo lo que hago es recibido por la gente que me sigue.
“Suelo visitar nuevos lugares con el deseo de encontrar coincidencias, de empatizar, de descubrir nuevos mundos y la Ciudad de México me provoca mucha curiosidad. Por sus contrastes, por sus talentos, por su población, por lo que se habla del país. Deseo profundamente entenderme con México”, comentó Björk, en entrevista desde NY.
Reconocida como un ícono de la música vanguardista, la islandesa, de 51 años, viene a ofrecer actuaciones alusivas a su más reciente álbum Vulnicura (2015), además de incluir sus éxitos.
“El concierto del Auditorio será mucho más enfocado en cuerdas, solamente, por la acústica y la belleza del lugar, y el del festival tendrá otros componentes, no puede ser lo mismo.
“No hay momento más climático para mí que el del cierre de un concierto, y no porque se acabe, sino porque siento que es cuando el público se concentra en lo que está sintiendo, percibiendo, sobre lo que hago”, observó.
Además, los fans de la artista podrán ver entre el 21 de marzo y el 7 de mayo Björk Digital, que se ha presentado en lugares como Tokio, Sydney y Londres, y engloba sus experiencias videográficas, como Black Lake y Notget VR, y los clips realizados por Michel Gondry, Spike Jonze y Alexander McQueen.
“Aprecio la tecnología, y aprecio que haya gente que se siente identificada con mi experiencia. Será muy interesante ver cómo la gente lo entiende”.
Apasionada de la literatura, las artes visuales y plásticas, los performance y la moda transgresora, Björk aseguró que, desde hace años, la cultura latina la ha influenciado.
“Latinoamérica es un todo. Su geografía inspira, su multiculturalidad. En Islandia leí mucha literatura en español. Hay innumerables libros traducidos al islandés que han sido significativos para mí.
“Y claro, hay nombres que son únicos, mágicos. Alejandro Jodorowsky, Juan Rulfo, Guillermo del Toro, Milton Nascimento, Gabriel García Márquez. Son personas que me han hecho ver historias que han sido muy significativas y alentadoras”.
Durante los cinco o seis días que estará en México, Björk tratará de conocer sitios emblemáticos de la Ciudad de México, aunque todavía no sabe cuáles.