Virgilio Sánchez
Agencia Reforma

OAXACA, Oaxaca 1-Ago .- Los turistas externos y locales burlaron los bloqueos de la CNTE para ver la Guelaguetza.
Al menos 22 mil personas subieron a pie el Cerro del Fortín a través de calles de las laderas para ingresar al auditorio.
Integrantes de la Sección 22 de la Sección 22 bloquearon la carretera federal 190 en los dos puntos que dan acceso al cerro, así como la calle Sabino Crespo, donde están las escaleras que comunican al Auditorio Guelaguetza.
Para instalar sus plantones, los manifestantes utilizaron unidades del transporte público que retuvieron.
“Quiénes se creen ellos para decidir si se realiza o no la Guelaguetza? No señor, esta fiesta se hace porque se hace”, dijo Telma Santibáñez, oaxaqueña que radica en Los Ángeles, California, y cada año viaja a esta ciudad para presenciar la fiesta.
“No se vale, ustedes no son el único pueblo de Oaxaca, somos muchos y los más afectados por sus bloqueos somos los más pobres. Yo tengo a mi esposo, tiene dificultad para caminar, y todos ustedes tienen coche y salarios”, reclamó una señora a quienes le cerraban el paso sobre la carretera 190 y la avenida Venus, acceso oriente del Cerro del Fortín.
Otros visitantes también reprocharon la actitud de los disidentes.
Isabel Toscano, junto con su esposo de unos 70 años, vecinos de Aguascalientes, intentaron cruzar a pie el bloqueo para ingresar al auditorio, pero les cerraron el paso.
“Discúlpenos señito, estamos en pie de lucha”, dijo uno de los disidentes mientras levantaba el brazo izquierdo con el puño cerrado.
“No es posible que digan que luchan por los derechos humanos, violando los derechos humanos”, le contestó la señora antes de que abandonar a pie el bloqueo en busca de una vía alterna.
En el intermedio entre la primera y la segunda presentación de la Guelaguetza, cientos de espectadores burlaron los bloqueos e hicieron una fila de alrededor de un kilómetro para ingresar al auditorio.
Habían permanecieron horas sobre la carretera 190, en la zona resguardada por policías estatales.
Después de nueve horas, los integrantes de la Sección 22 que mantuvieron el bloqueo, liberaron los principales accesos al Cerro del Fortín.
Tras la partida de los manifestantes el tránsito vehicular en la zona se normalizó.
En tanto, en el interior del Auditorio Guelaguetza, alrededor de 11 mil personas que burlaron los bloqueos presenciaron el espectáculo folklórico que comenzó a las 17:00 horas, como estaba previsto.
El Gobierno estatal reportó lleno total, por lo que en las dos presentaciones de ayer hubo un aforo de 22 mil personas.