Silvia Guerra

 

En los últimos años, el término bullying ha resonado constantemente entre los pasillos de las escuelas, poniendo en alerta tanto a padres como maestros alrededor del mundo. El resultado, es que muchas de esas escuelas han tenido que establecer reglamentos estrictos que sancionan este terrible comportamiento. Lo peor del caso, es que esta conducta nociva no solamente se lleva a cabo dentro de las aulas, es un virus que se ha extendido a lo largo y ancho de nuestro entorno social, teniendo víctimas en todas sus esquinas.

BULLYING

Término generalmente aplicado al entorno escolar y consta de maltrato físico, verbal o psicológico; se produce de forma reiterada y constante a lo largo del tiempo.

MOBBING

Situación en la que un individuo es sometido conscientemente a una presión psicológica extrema (hostigamiento, intimidación y perturbación) por uno o más miembros de un grupo, con la complicidad o silencio del resto. El objetivo último del mobbing es disminuir la estima o capacidades de la víctima, para lograr el abandono de su trabajo, ya que es considerada por los agresores una amenaza o molestia para sus intereses personales.

De acuerdo a un grupo de expertos encabezados por la psicóloga Nieves Martínez Hidalgo, aunque una persona no reciba agresiones físicas, el simple acoso constante, puede provocarles secuelas a nivel psicológico y clínico mucho más graves.

¿Eres víctima de acoso?

Escucha a tu cuerpo. Si cada vez que debes ir a tu trabajo comienzas a sentir ansiedad, nervios, malestar o sientes que sudas sin parar; si estás alerta constantemente acerca de lo que piensen u opinen los demás de ti; si te das cuenta que dejaste de disfrutar tus días o tus actividades; si no duermes por estar pensando de manera obsesiva en tus responsabilidades laborales o tu desempeño en tu trabajo o si tienes cambios drásticos en tus hábitos alimenticios, se puede decir que hay una gran posibilidad de que estés atormentado por algún tipo de agresión.

El Poder de tu Imagen.

silvia@consultoriadeimagen.com.mx