Por: José Carlos Romo Romo

Estimado lector, deseando, de todo corazón, que haya disfrutado plenamente las fiestas navideñas, nos encontramos en los últimos días del año 2015, un año que nos ha permitido disfrutar de diversas vivencias que no se olvidarán, algunas por la felicidad que nos provocaron y tal vez otras por lo difícil de superar, pero, a final de cuentas, el presente año está por concluir su ciclo y estamos con la mira puesta en todas bondades que nos traerá el año 2016, con toda la ilusión e incertidumbre que ello origina. Es por ello que, haciendo un corte de caja de lo experimentado en 2015 y viendo hacia el futuro inmediato, quisiera compartir con Usted algunas de mis aspiraciones y deseos más anhelados para el año venidero:

Para el mundo entero: Deseo paz, entendimiento y cordialidad entre las naciones, particularmente en lo referente al conflicto mundial provocado por el denominado “estado islámico”, que ha desatado desde atentados terroristas en ciudades cumbre hasta bombardeos directos a poblaciones vulnerables, lo que genera muerte, dolor y, sobre todo, alienta el odio entre los seres humanos. Todo ello debe acabar por el bien de la humanidad, así como la insistencia de algunos países por mantenerse en un régimen político antidemocrático, el cual obstaculiza el natural desarrollo de la propagación y defensa de los derechos humanos, haciendo que sus habitantes vivan en situaciones de rezago, discriminación y, en algunos casos, hasta opresión.
Para nuestro país: Deseo desarrollo, seguridad y solidaridad entre los mexicanos. Nuestra patria vive momentos de cierta estabilidad social pero con marcados sucesos que quebrantan nuestra tranquilidad. Las principales asignaturas pendientes son el bienestar colectivo y el combate a la corrupción, no refiriéndome exclusivamente al ámbito gubernamental, sino a toda la sociedad mexicana, buscando ser más productivos en nuestras actividades cotidianas y mucho más decididos y comprometidos con cambiar a México y con ello revertir los males que nos han aquejado por varias décadas. Nuestro país vivirá, en 2016, diversos sucesos importantes, empezando con la visita del Papa Francisco, programada para el próximo mes de febrero.
Para Aguascalientes: Deseo consolidación, crecimiento y madurez política entre los aguascalentenses. En este 2016, habremos de pasar por un proceso electoral complejo, por lo mucho que hay en juego y por lo altamente competido. En él, habremos de ratificar la convicción democrática y progresista de nuestro Estado, al renovar los Poderes Ejecutivo y Legislativo, así como los once Ayuntamientos. Asimismo, debemos seguir procurando que nuestros índices de desarrollo económico, seguridad pública y desempeño educativo sigan a la alza, como se ha venido ratificando año con año. Aguascalientes va por muy buen camino, sería un error cambiar la fórmula que nos ha dado tanto éxito en los años recientes.
Para Usted y su apreciable familia: Deseo salud, dicha y felicidad en todo momento. Que no le falte nunca el bien más preciado que es la salud propia y la de sus seres queridos. Que siempre viva en un entorno de unidad y afecto familiar, buscando encontrar en su familia toda la inspiración y motivación necesaria para salir adelante en los retos que se presentan. Que permanentemente tenga un trabajo u ocupación que le permita obtener un ingreso digno y suficiente para que Usted y su familia lleven una vida decorosa. Que sus relaciones humanas siempre le proporcionen la felicidad a la que toda persona aspira y necesita. Simplemente, que siempre goce Usted de todas las bendiciones que se requieren para vivir a plenitud.
Disfrute ampliamente estas fiestas de fin de año y abrace con mucha fe y esperanza al año 2016, el cual, tengo confianza de ello, habrá de ser un gran año, lleno de satisfacciones y realizaciones.
Con motivo de estas fechas de descanso y reflexión, habré de ausentarme una semana de mis deberes editoriales, por lo que nos volveremos a saludar el sábado 9 de enero. Reciba un fuerte abrazo acompañado de mis mejores deseos para este año 2016. Como es costumbre, agradezco el favor de su lectura y atención.

Correo electrónico: carlosromo38@hotmail.com
Twitter: @josecarlos_romo