Leticia Acuña Medina

Las lluvias han sido de gran beneficio para el campo, y en el sector agrícola los productores realizaron en tiempo y forma la siembra de cultivos de temporal, cuya superficie programada para este año es de 91 mil 294 hectáreas, principalmente con cultivos de maíz y frijol, que actualmente están en su etapa de desarrollo, informó al gobernador Carlos Lozano de la Torre, el titular de la Sedrae, J. Pilar Moreno Montoya.
El funcionario estatal destacó que debido a que las lluvias se generalizaron en el estado a partir de la segunda quincena de julio, se generaron condiciones de humedad idóneas en las parcelas para la siembra, además de que durante agosto y lo que va de septiembre las precipitaciones han sido regulares, por lo que la superficie dedicada a los cultivos temporaleros ya se encuentra en su etapa de desarrollo.
Pilar Moreno detalló que para este Ciclo Agrícola Primavera-Verano se tiene un programa de siembras de 91 mil 294 hectáreas, y que al cierre de la primer quincena de septiembre esta superficie está prácticamente sembrada con cultivos como el maíz, frijol y avena, entre otros, siendo los dos primeros los principales ya que ocupan el 98% de la superficie.
Cabe señalar que la superficie programada para el cultivo de maíz grano y forrajero es de 80 mil 872 hectáreas, en tanto para el frijol es de 8 mil 401 hectáreas, mientras que para la avena forrajera es de mil 038 hectáreas.
Indicó que esto es un buen augurio del ciclo agrícola, esperando que las lluvias continúen en la temporada, para que dichos cultivos tengan un buen desarrollo hasta su cosecha.
Respecto de las lluvias, el funcionario señaló que se tiene una precipitación acumulada de alrededor de 420 milímetros en lo que va del año, con un avance del 80% comparado con la media anual histórica de 520 milímetros.
Finalmente, Carlos Lozano refirió que las actividades que se están realizando en la entidad en la agricultura y en la ganadería se llevan a cabo en un escenario de optimismo por las lluvias generalizadas que se han precipitado en el estado, así como por la oportuna entrega de apoyos a los productores, con un trabajo enfocado en que haya un mejor campo para todos.