Staff/Agencia Reforma

CDMX.- El Palacio de Buckingham ya tiene planeados los funerales de la Reina Isabel II de Inglaterra, informó el diario británico The Guardian.
Cuando ocurra el deceso de la monarca, que actualmente tiene 90 años y lleva 65 en el trono, se aplicará la Operación London Bridge, mediante la cual se informará del fallecimiento a su familia y a los altos mandos del gobierno.
Esto incluye el empleo de un código, “London Bridge is down” (El Puente de Londres ha caído) con el que se pretende evitar que personas ajenas a la realeza se enteren de la noticia.
De acuerdo con el rotativo, el cuerpo de la Reina permanecerá dentro de la sala del trono, en Buckingham, donde será honrado durante 10 días.
Cuando la muerte se haga pública, las banderas del país serán izadas a media asta y las familias reales europeas acudirán al palacio.
Al día siguiente, el Príncipe Carlos jurará como rey. Tres días después, el ataúd con los restos de la Reina será trasladado al Palacio de Westminster, en medio de una procesión, donde permanecerá cuatro días para ser homenajeado por el pueblo.
Posteriormente, el féretro será trasladado a la Abadía de Westminster, en donde se orará por la Reina.
Luego de la ceremonia, los restos serán trasladados en un carruaje hasta la capilla de St. George Chapel, en el Castillo de Windsor, donde serán enterrados.